Para no incomodar

E. TREJOS-CASTILLO, TEXAS TECH UNIVERSITY - EUA
2018 Revista Emancipação  
Lo que mata a un jardín no es el abandono. Lo que mata a un jardín es esa mirada de quien por él pasa indiferente. Mario Quintana Con demasiada frecuencia...disfrutamos de la comodidad de la opinión sin la incomodidad del pensamiento. John F. Kennedy Vengo preguntándome desde hace años por qué nos incomoda tanto la delincuencia juvenil. Y me detengo a pensar si tal malestar social será una respuesta al incremento de actos delictivos juveniles, o quizá nuestra frustración por la infructuosa
more » ... la infructuosa contención social y legal de esos actos, o si será más bien una genuina preocupación por los jóvenes mismos. Nuestra incomodidad parece estar basada en la opinión reactiva y apresurada de los actos delictivos juveniles, más que en un análisis profundo de la raíz de esos actos que conllevaría un acercamiento a sus historias de vida, un conocimiento más amplio de sus familias, sus contextos sociales y culturales, y sus características personales. Por supuesto que tal acercamiento nos llevaría a comprometer nuestra tolerancia social, nuestros métodos de entender y abordar la delincuencia juvenil como un producto de la sociedad y a asumir una solución más allá de una repartición de culpas y condenas. Por supuesto que tal humanización de la delincuencia vendría a desafiar valores arraigados en la meritocracia sin memoria social, en la mirada indiferente de la familia, del maestro, de la iglesia, del profesional, del gobierno y otras entidades. Por supuesto que entender la delincuencia desde el niño/a o joven infractor incomodaría de más nuestra costumbre de ser indiferentes a las necesidades de otros grupos sociales.
doi:10.5212/emancipacao.v.18i2.0016 fatcat:wkcwqzlqwne5nnmxk775rckx6y