Una academia comprometida con las necesidades de América Latina

Rafael Correa Delgado
2013 Íconos  
C elebrar los 50 años de una institución como FLACSO supone una retrospectiva de valoración de las ciencias sociales y su incidencia en nuestro tiempo y en el devenir histórico del Ecuador y de América Latina. Conviene recordar que los hombres y mujeres que llevaron a cabo la propuesta de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales albergaban un profundo deseo integracionista de nuestra América Latina y una decidida apuesta a la investigación y la docencia orientada a conseguir el
more » ... nseguir el desarrollo de nuestras sociedades. La FLACSO nació de una idea planeada en la Conferencia General de la UNESCO en el año 1957 y fue rápidamente adoptada por diversos países que entendieron qué era lo que se estaba jugando con esta acción. Los primeros en sumarse fueron Brasil y Chile y luego se adhirieron Argentina, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Honduras Guatemala, México, Nicaragua, Panamá Paraguay, Uruguay, Perú, República Dominicana y Surinam. Se trataba de construir una entidad de ciencias sociales que genere un espacio de reflexión y análisis hasta ese entonces inexistente y que impulse el despliegue de un pensamiento latinoamericano ligado a las necesidades y problemas específicos de nuestra región. La FLACSO se enmarca en un objetivo que se visualizaba como central en aquellos años: aumentar la capacidad de cooperación de los países en el campo de las ciencias sociales a través de instituciones regionales de alto nivel académico y excelencia que cooperen con los gobiernos y con las universidades nacionales preparando recursos humanos para el cambio social. También hay que recordar que la FLACSO surge en el contexto mundial de la Guerra Fría, en un marco regional de agitación social y política como consecuencia de la influencia de la Revolución Cubana; el surgimiento de movimientos guerrilleros y la difusión de la Teología de la Liberación. Es un momento en el que capitalismo y socialismo parecen definir el campo de lucha de las opciones del cambio social. Esto se complementa en nuestra región con una decidida preocupación por las perspectivas desarrollistas impulsadas, en buena medida, por el pensamiento económico de la CEPAL. * Discurso del Presidente de la República del Ecuador en la ceremonia de conmemoración de los 50 años de la FLAC-SO, Quito, 29 de octubre de 2007. El título ha sido agregado, retomando una frase conclusiva del mismo discurso. (Nota del Editor).
doi:10.17141/iconos.30.2008.258 fatcat:edmbfkgaxjegpp2ixiajgm4hc4