La ópera Tata Vasco

Vicente T. Mendoza
2012 Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas  
Con un mes justamente de diferencia del estreno de esta obra realizado en Pátzcuaro, Mich., se hizo la presentación en México la noche del 15 de marzo, después de una cuidadosa preparación. Como era presumible, según los antecedentes musicales que poseíamos del autor, señor Bernal ]iménez, la parte relativa en esta creación constituyó un éxito. Quedó demostrado, como 10 había también en obras anteriores, que es un músico completo, inspirado, dueño de una técnica, original en sus procedimientos
more » ... sus procedimientos y consciente de la labor que se abrogó. La obra resulta un poco larga. dividida en cinco cuadros, de los cuales el más importante. en mi concepto, es el tercero, dentro del cual se realiza la culminación dramática, quedando el cuarto y el quinto como aditamentos en los que el autor pudo dar rienda suelta a sus facultades musicales dentro del aspecto ballet y dentro del género lírico regional nacionalista, ancho campo que le permitió utilizar las danzas de guaris, de espadas, de moros y cristia-nos y de viejitos, por una parte y por otra las canciones de las jícaras, de los tzúntzu, de los Huanengo, de los cazos de cobre, de las redes de Pacanda y las guitarras de Paracho. En el conjunto noto que los diversos timbres vocales se encuentran restringidos por lo que respecta a las partes principales, notándose más aún en las voces femeninas; predominan, en cambio, los coros, bien tratadas las voces, bien contrastados y aun en momentos llegando al virtuo-
doi:10.22201/iie.18703062e.1941.7.238 fatcat:26jrmcjse5dzzmpjkfwhpypbwy