Fisiopatología en la cirugía de la obesidad: Gastrectomía vertical subtotal y bypass gástrico

ATTILA CSENDES J, HANNS LEMBACH J
2010 Revista Chilena de Cirugía  
El desarrollo de la cirugía bariátrica ha sido vertiginoso en la última década. Se han ensayado múltiples procedimientos quirúrgicos sobre el tubo digestivo, intentando encontrar la cirugía técnicamente más simple y segura, pero a la vez efectiva, en el control del peso y de las comorbilidades asociadas a la obesidad. Estos procedimientos incluyen gastroplastias, resecciones gástricas de tamaño variable y la redistribución del tránsito sobre el intestino delgado, desfuncionalizando segmentos de
more » ... izando segmentos de intestino delgado de distinta longitud. La morbilidad perioperatoria y evolución posterior de cada uno de estos procedimientos, así como su repercusión sobre el estado nutricional y metabólico nos ha revelado una serie de cambios fi siopatológicos sobre la función del estómago y el intestino delgado, conocidos parcialmente desde la era de la cirugía digestiva prebariátrica. Dos procedimientos de cirugía bariátrica han sido los más exitosos en términos de seguridad y resultados, y por ende han masifi cado su uso: el bypass gástrico (BPG) y la gastrectomía vertical tubular (GVT) o sleeve gastrectomy. El presente artículo tiene como objetivo revisar nuestro conocimiento actual sobre los cambios fi siopatológicos inducidos por la cirugía bariátrica sobre la función del tubo digestivo, más específi camente sobre la se-creción de ácido gástrico, la motilidad del estómago residual, el vaciamiento gástrico, la función del esfínter esofágico inferior y la absorción de nutrientes. Secreción de ácido La secreción de ácido gástrico se produce a partir de un sistema de glándulas ubicadas en el espesor de la mucosa del fondo y cuerpo gástrico. El control de la secreción ácida ocurre por la interacción de estímulos centrales y locales, mediadas por el sistema nervioso autónomo (extrínseco e intrínseco) y enterohormonal principalmente representado por las hormonas gastrina y somatostatina, producidas en el antro gástrico. Esta interacción da lugar a las fases de la secreción ácida en el estómago: La fase cefálica (15% de la secreción total), esta dada por estímulos visuales u olfatorios antes del inicio de la alimentación, y es mediada por el sistema nervioso autónomo a través del nervio vago, estimulando las células parietales mediante acetilcolina. La segunda fase o fase gástrica (75% de la secreción total) se produce durante la alimentación propiamente tal a través de estímulos mecánicos (distensión gástrica), químicos (presencia de ácido y péptidos digeridos en lumen gástrico), y estímulo enterohormonal (secreción de gastrina e inhibición de somatostatina, ambos en el antro gástrico).
doi:10.4067/s0718-40262010000500019 fatcat:6ongzrsbsfbsnoupv2evek6z3e