Three masters have left us

Mercè Izquierdo Aymerich, Joaquín Giménez Rodríguez
2020 Enseñanza de las Ciencias  
Recientemente han muerto tres grandes maestros que han contribuido a la emergencia y consolidación de la Didáctica de las Ciencias y la Didáctica de las Matemáticas. Porque, si bien hay una larga tradición de enseñanza de estas materias, no ha habido hasta ahora un marco teórico adecuado para investigar sobre ella. ¿Qué es lo que cambió gracias al magisterio de Ronald Giere, de John Gilbert y de Claude Gaulin? ¿Cuál fue su aportación? Es oportuno pensarlo y valorar el aspecto creativo de su
more » ... creativo de su trabajo, para agradecerlo desde esta revista que se compromete con estas dos «ciencias» nuevas, que son aún poco conocidas y algunas veces, mal interpretadas, enfrentadas sin necesidad a sus ciencias madres, las Matemáticas y las Ciencias. El itinerario científico de estos tres maestros tiene algunos aspectos comunes. Su formación inicial fue científica «de materia»: Gaulin, en matemáticas, Gilbert en química, Giere en física. Los tres fueron profesores en diferentes niveles desde Primaria a la Universidad. Los tres sintieron la necesidad de ampliar el marco teórico didáctico de su materia para reflexionar sobre ella y enseñarla mejor, para comprender cómo se produce este proceso complejo de aprendizaje que culmina al conseguir transformar a nuestros alumnos en colegas con los que finalmente compartimos conocimiento, maneras de hablar y de pensar. La enseñanza y aprendizaje no les parece problemático, a los profesores 'de cátedra', porque aparentemente el saber fluye sin dificultad desde el sabio profesor al discípulo ignorante; pero este proceso empieza a mostrar su complejidad cuando se observa desde la perspectiva de las nuevas ciencias del siglo xx: la lingüística, la filosofía de la ciencia y su historia, la psicología, ... y de su confluencia en las ciencias cognitivas a partir de los años setenta. Los tres maestros que recordamos ahora, aquí, orientaron su investigación desde esta nueva perspectiva, diferenciando los textos de enseñanza (el contenido de sus clases magistrales) de su impacto en los alumnos, contribuyendo a la emergencia de un marco teórico nuevo, que permitía nuevas preguntas y, con ello, iba generando una nueva «ciencia de enseñar la ciencia». Lo que tiene de nuevo esta ciencia, cuyo objetivo es enseñar bien, es el deseo de que los alumnos disfruten con los conocimientos que emergen en clase, que los saboreen. Para ello, se preocupan por identificar lo más esencial y básico para gozar con las relaciones que se establecen entre las ideas y los
doi:10.5565/rev/ensciencias.3460 fatcat:knp2d3ls4fglvarl4rlbzfgpym