Vivamos a la vista de todos

Luis Branda
2011 Álabe  
Todos aquellos que están interesados en las competencias que el médico debe poseer en el área de valores profesionales y actitudes, es probable que hayan acumulado un pequeño montón de piedras de la enorme cantera que constituye la literatura sobre el profesionalismo. Este artículo agrega algunos granos de arena, que más que ideas, son reflexiones, elucubraciones y especulaciones en relación a donde se está o se debe estar en el área del profesionalismo médico. Una constante preocupación ha
more » ... preocupación ha sido identificar los valores y actitudes que los médicos deben poseer. Ya en el siglo XVI dos escritores españoles, Alfonso de Miranda en 1562 y Enrique Jorge Enríquez en 1595 publicaron diálogos que tratan sobre las características que el médico debe poseer (Miranda, 1983; Enríquez, 1595) . El resumen que hace Lee, basado ambas obras, de esas características es el siguiente: Ser humano, manso, humilde, no soberbio ni vanaglorioso, caritativo con los pobres, afable, de buena memoria, temeroso de Dios, no vengativo, saber guardar secretos, no murmurador ni envidioso, modesto, prudente, templado, no demasiado osado, firme en sus obras, bien afortunado en sus curas, pacífico, benigno, honesto, recogido, dado a las letras, curioso, no ocioso, no dado a los naipes, ducho en las doctrinas de médicos antiguos y modernos, moderado en el comer, celoso de su honra y de buen linaje, que no huya de las disputas sobre cosas de su ciencia, haber estudiado fuera de su patria por largo tiempo, que tenga buena memoria, buen juicio, buen rostro, ser buen retórico, vestirse decente, limpio, templado en el comer, que no ande de convites, tener la confianza de los enfermos. (Lee, 2011)
doi:10.15645/alabe.2011.4.1 fatcat:tm5gx6zwyvdxdm54r7u7kudore