Palabras del Decano

Marcelo Yorio
2017 Revista de Salud Pública  
2016. Autoridades presentes, Sres. Secretarios, Sub Secretarios y Directores de Escuelas de nuestra Facultad. Sres. Profesores, familiares de los colegas egresados, colegas, señoras y señores Queridos egresados: En nombre de la Facultad de Ciencias Médicas, tengo el honor de expresarles que nuestra casa se llena de júbilo, ante su evento más trascendente, la colación de sus egresados, dando marco a la culminación de una etapa de aprendizajes y experiencias, que se ven cristalizados en la
more » ... izados en la obtención de este honrado Título que los distinguirá de ahora en más como Médicos. Hoy, también es una fi esta, porque este imponente marco universitario se engalana con la presencia de vuestros seres queridos, familia y amigos, quienes por haberlos acompañado incondicionalmente, comparten hoy el mismo orgullo y satisfacción de haber alcanzado este logro tan importante, reconociendo implícitamente vuestro esfuerzo, pero también porque expresan el amor con que los han seguido en toda la etapa de estudiantes. Nuestra Facultad queridos familiares, también quiere agradecerles por vuestra confi anza y por vuestra compañía. Muchas gracias. La realidad actual de la Salud Pública argentina, encuentra varias encrucijadas en las cuales las facultades en ciencias de la salud se encuentran particularmente comprometidas, la gran extensión geográfi ca de nuestro país con múltiples diversidades geográfi cas, económicas y socioculturales, y una débil planifi cación desde hace décadas en la búsqueda de fortalecer el capital humano en salud, hacen que hoy éste recurso humano esté jaqueado. Así es conocido por todos, que existe escasez de médicos en muchas poblaciones pequeñas que aseguren una asistencia apropiada tanto en salud como ante una enfermedad. Pero más allá de los múltiples argumentos que pueden esgrimirse para explicar tan complejo problema, Argentina, según fuentes del Ministerio de Salud de la Nación cuenta hoy con 166000 médicos, con una tasa/mil habitantes de 3.9, lo que la ubica en el mundo entre los países con mejor cantidad de médicos por habitantes; o sea no nos faltan médicos, pero nuestro gran problema nacional es la distribución de los mismos en las diferentes regiones, con una concentración máxima en zonas de alta densidad poblacional, en contraste con muchas poblaciones pequeñas sin médicos. El otro gran problema en medicina que afrontamos, es la carencia en especialidades básicas, que son quienes pueden permitirnos llevar a cabo políticas nacionales en salud pública, en todos los sectores y en todas las regiones. Creemos, que estas problemáticas tan acuciantes no podremos solucionarlas tan solo
doi:10.31052/1853.1180.v21.n3.18891 fatcat:zsknxniu3jbznntjniaglgp5bm