Aspectos políticos de la implementación del tratado de Roma

Hans-Peter Kaul
2011 Revista de Estudios de la Justicia  
Introducción; I. Cuestiones claves y compromisos del Estatuto de Roma; II. Progresos y la situación actual; III. Conflictos y problemas; IV. Panorama INTRODUCCIÓN El 11 de Marzo de 2003 se celebró la inauguración del Tribunal Penal Internacional (TPI) en La Haya. En una ceremonia especial, los 18 primeros jueces del TPI asumieron sus nuevos cargos. En presencia de la Reina Beatriz de Holanda y de altas delegaciones pertenecientes a los Estados miembros del Tratado que establece el TPIentre los
more » ... ce el TPIentre los cuales, lamentablemente, todavía no está Chile -, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan valoró la asamblea constitutiva del nuevo tribunal penal universal como un logro muy significativo. Inmediatamente después del juramento, el juez Philippe Kirsch (Canadá) fue elegido Presidente y las juezas Akua Kuenyehia (Ghana) y Elizabeth Odio Benito (Costa Rica), como Vice-Presidentas del TPI. Sólo diez días después, el 21 de Marzo, se alcanzó en Nueva York el acuerdo para designar al argentino Luis Moreno Ocampo como el primer Fiscal Jefe del TPI. Con esta designación, que fue ratificada en Nueva York por los Estados miembros el 22 de Abril, se realizó un nuevo gran paso para hacer posible el pronto funcionamiento del TPI. Se me ha solicitado informar sobre los aspectos políticos comprometidos en la implementación del Tratado de Roma. En tal sentido me concentraré, primero, en los avances alcanzados al año 1998 y, posteriormente, en los importantes problemas y desafíos que se plantearon para el TPI. Es muy evidente que el TPI seguirá enfrentando dificultades. Estas dificultades no hicieron más que acentuarse con la entrada en vigor del Estatuto y el comienzo de su real establecimiento. En la ceremonia inaugural del 11 de Marzo de 2003 fue constantemente puesto de relieve que la implementación del TPI se desarrolla en un entorno muy difícil, en el cual el Derecho Internacional tiene que aprobar una importante prueba de buen resultado. Permítaseme ya al inicio de mi exposición efectuar un recordatorio, una advertencia y al mismo tiempo dirigirles una petición: la construcción exitosa y el trabajo satisfactorio del TPI no están todavía asegurados. Quien se halle convencido de que el TPI puede contribuir a una mejor justicia internacional debe seguir apoyando este propósito en los próximos años, de modo consecuente y con largo aliento, tanto en la palabra como en el hecho. Por ello deseo -ya en esta introducción-solicitar encarecidamente que cada uno de ustedes, a partir de ahora en adelante, apoye con todas sus fuerzas la implementación y el trabajo del TPI. Deseo dividir mi exposición en los siguientes cuatro apartados: * Embajador, Juez del Tribunal Penal Internacional.
doi:10.5354/0718-4735.2004.15035 fatcat:rf6sufdnwbe2xgoqoycggd7aim