Las medidas cautelares en el ordenamiento jurídico chileno: su tratamietno en algunas leyes especiales

Juan Carlos Marín G.
2011 Revista de Estudios de la Justicia  
La concepción de las medidas cautelares está cambiando en Chile. Esta concepción se construyó en base a la regulación contenida en el título V, del libro II, del Código de Procedimiento Civil (CPC). Dos son las ideas matrices que destacan de esta construcción: (i) en primer lugar, las medidas cautelares sirven para asegurar el resultado práctico de la acción, pero en ningún caso pueden anticipar parte o el total de la pretensión del actor. (ii) En segundo término, las medidas cautelares son
more » ... cautelares son esencialmente patrimoniales, esto es, pretenden asegurar uno o más bienes en pos de una futura ejecución forzosa. Sobre estas dos ideas, repito, se ha elaborado todo el edificio dogmático de la tutela cautelar en el país 1 . En los últimos años, sin embargo, diversos cuerpos normativos se han apartado de esta tradicional visión. Lo anterior no es un fenómeno peculiar de nuestro país, sino una tendencia casi uniforme en el derecho comparado. Esta situación encuentra en parte su justificación por lo largo e ineficaces que resultan los procedimientos judiciales, y por la esperanza -muchas veces infundada-de que la tutela cautelar va a dar una solución pronta y expedita del litigio. Es cierto que un buen sistema de medidas cautelares constituye un instrumento valioso del cual hoy en día los ordenamientos jurídicos no pueden prescindir 2 , pero de allí a creer que estamos frente a una fórmula mágica que va a finalizar los múltiples problemas que aquejan a los procedimientos judiciales, hay largo trecho que * Doctor en Derecho. Profesor e investigador del Centro de Estudios de la Justicia, Facultad de Derecho, Universidad de Chile. Profesor de derecho procesal Universidad Adolfo Ibáñez. 1 Véase al respecto mi libro Las medidas cautelares en el proceso civil chileno, Jurídica de Chile, 2004, págs. 307 y ss. 2 En España, incluso, el Tribunal Constitucional Español ha establecido una sólida jurisprudencia en orden a reconocer la necesaria vinculación que existe entre la tutela judicial efectiva (derecho fundamental ex artículo 24.1 CE) y la adopción de medidas cautelares. A este respecto en la sentencia 238/1992, de 17 de diciembre, el TCE señaló en el fundamento jurídico tercero: Ciertamente, el artículo 24.1 CE no hace referencia alguna a las medidas cautelares ni a la potestad de suspensión. Pero de ello no puede inferirse que quede libre el legislador de todo límite para disponer o no medidas de aquel género o para ordenarlas sin condicionamiento constitucional alguno. La tutela judicial ha de ser, por imperativo constitucional, «efectiva», y la medida en que lo sea o no ha de hallarse en la suficiencia de las potestades atribuidas por ley a los órganos del poder judicial para, efectivamente, salvaguardar los intereses o derechos cuya protección se demanda. Por ello, es preciso reiterar ahora lo que afirmamos en nuestra STC 14/1992 (RTC 1992\14), fundamento jurídico 7.º, esto es, que la tutela judicial no es tal sin medidas cautelares que aseguren el efectivo cumplimiento de la resolución definitiva que recaiga en el proceso. [STC (Pleno), RTC 1992\238. Cuestión de inconstitucionalidad promovida por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Territorial de Cáceres]. Sobre el hecho de si la tutela cautelar tiene fundamento constitucional o es simplemente fruto de la libertad normativa del legislador ordinario, vid. ORTELLS, «Doctrina jurisprudencial del Tribunal Constitucional sobre la tutela judicial cautelar en materias no penales (1981)(1982)(1983)(1984)(1985)(1986)(1987)(1988)(1989)(1990)(1991)(1992)(1993)(1994)(1995)(1996)», en Tribunales de Justicia 6/1997, págs. 623-642.
doi:10.5354/0718-4735.2006.15100 fatcat:45b3xckmzrco3oq2dlwuyp4z3y