Luisa Portilla Durand. Léxico peruano. Español de Lima. Lima, Academia Peruana de la Lengua-Universidad de San Martín de Porres, 2008

Ramón Trujillo Carreño
2009 Boletín de la Academia Peruana de la Lengua  
Reseña: Luisa Portilla Durand. Léxico peruano. Español de Lima. Lima, Academia Peruana de la Lengua-Universidad de San Martín de Porres, 2008. Aunque son frecuentes los estudios sobre léxico popular o léxico coloquial, no ha sido muy habitual que se hayan hecho con criterios tan rigurosos como los que vemos en este breve, aunque bien seleccionado compendio. Rescata la autora voces comunes en el habla de Lima, con independencia de que se trate de términos del español general o del propio y
more » ... del propio y exclusivo del habla limeña. Lo importante aquí es el punto de vista semántico que ha tomado la autora como criterio: no tanto la palabra "física", como las notas o rasgos que añaden las acepciones locales. Repasando este trabajo de Luisa Portilla, se siente la caricia y la frescura de un idioma que se resiste a quedar atrapado entre las redes arcaizantes de los diccionarios. Por eso hay que estimular y agradecer la elaboración de trabajos como éste acerca de las formas vivas del habla de cada pueblo, como se ha hecho aquí con esa selección del llamativo vocabulario de Lima. Creo que debe emprenderse seriamente el estudio completo de las hablas peruanas, para descubrir las raíces más íntimas de este pueblo. Porque un pueblo es su lengua, y de su lengua brota su literatura y su pensamiento: la nacionalidad se construye siempre sobre la lengua. Por la lengua escrita, sabemos de Grecia gracias a Homero; de la latina, gracias a Horacio o a Cicerón; de la española clásica, gracias a Cervantes o a Manrique; de las formas modernas de las variedades peruanas, gracias a Vallejo, a Arguedas, o a Vargas Llosa, sin olvidar las aportaciones rebosantes de esa lengua viva popular de Oswaldo Reynoso, con sus novelas urbanas, entre las que luce una novela-poema tan llamativa como Los inocentes, en la que bulle ese vocabulario vivo y a veces recién nacido en el que se va formando la personalidad de una literatura criolla perfectamente caracterizada. No se trata ahora de los usos ya fijados por los diccionarios, sino de esos valores coloquiales en que proliferan la invención o la creación de nuevos sentidos que están llamados a contribuir a la evolución de nuestra lengua en todos sus niveles.
doi:10.46744/bapl.200901.011 fatcat:egmlu5xv4jhzvoewd732u3w3k4