Cannabis terapéutico y COVID-19: entre el oportunismo y la infoxicación

Francisco Pascual Pastor, Manuel Isorna Folgar, Nelson Carvalho, Félix Carvalho, Francisco Arias Horcajadas
2020 Adicciones  
La pandemia y el consumo de las drogas L a pandemia por coronavirus (COVID-19) registrada en los últimos meses ha causado una alarma social sin precedentes a nivel mundial. Se estima que las reacciones de ansiedad, preocupación o miedo aumentarán en la población debido a su carácter desconocido, a la incertidumbre que lo rodea, a lo que debemos de añadir las medidas de distanciamiento social y confinamiento derivadas del estado de alarma (García-Álvarez, de la Fuente-Tomás, Sáiz,
more » ... áiz, García-Portilla y Bobes, 2020). Ante el cambio tan sustancial que supone este escenario en nuestros hábitos diarios a nivel de dinámicas familiares, a nivel laboral (teletrabajo, pérdidas empleo, expedientes de regulación de empleo, etc.), en las relaciones sociales y/o en la ocupación del tiempo de ocio, la población se va adaptando como buenamente puede a esta nueva situación. De esta forma observamos como numerosas personas realizan actividades deportivas y culturales en su propia casa, se mantienen en contacto con sus amistades y familiares a través de los dispositivos que nos ofrece la tecno-logía, utilizan los teléfonos que prestan ayuda psicológica varias ONG y profesionales sanitarios. Sin embargo, otras actividades como el consumo de alcohol, tabaco, psicofármacos y el cannabis podrían incrementarse no solo como forma de distracción o estrategia de evitación conductual, sino también como consecuencia del estrés, ansiedad o los síntomas depresivos que están experimentando (García-Álvarez et al., 2020) . Por otro lado, las personas consumidoras de substancias psicotrópicas también se enfrentan a desafíos únicos, principalmente los de drogas ilegales debido a la dificultad para adquirir las sustancias durante el confinamiento, pero también a nivel de vulnerabilidad ya que aquellas que fuman o vaporizan productos derivados del cannabis (también tabaco), las que dependen de los opioides y el uso de metanfetamina también pueden tener un mayor riesgo de complicaciones debido a los efectos respiratorios y pulmonares de la infección por SARS-CoV2 (Dunlop et al., 2020). En comparación con la población general, las personas con trastornos por consumo de sustancias presentan una mayor carga de enfermedades comórbidas (Schulte y Hser,
doi:10.20882/adicciones.1603 pmid:32717094 fatcat:excrb24ksra5zhkx3usle4oidu