Mateo Montemayor

Evelio Echevarría
1970 Revista iberoamericana  
Tan s61lo por su presentaci6n este libro atrae. Fue confeccionado con un esmero que honra a la industria impresora boliviana. Contiene, ademas, treinta hermosos grabados a buril del xil6grafo belga Victor Delhez, del cual Diez de Medina habia escrito una biografia en 1938. Con este, el autor nos entrega el vig6simo quinto de sus libros, los que aparecieron todos en un lapso de no mis de treinta anios. Mateo MIontemayor no es en realidad novela, como se habia anunciado. La vida del protagonista
more » ... a del protagonista Montemayor es ficci6n solo hasta donde puede ser ficci6n la vida de su creador, el propio Diez de Medina, pues ambos son uno. Hay, es cierto, elementos de ficci6n en la vida de este autor: poeta, ensayista, diplomatico, ministro de estado, organizador de grupos civicos y politicos y opositor de la oligarquia que oprimi6 a Bolivia hasta la Revoluci6n Nacional de 1952. Pero en general esta obra sera considerada ensayo. Figuran en ella mas de 150 estudios, que en conjunto representan un c6digo moral y de acci6n, nacido de las experiencias, ideales y estudios del autor, y que el transmite, por medio del luchador Montemayor, a la juventud latinoamericana. El c6digo moral de Diez de Medina puede resumirse asi: enfasis en el individuo, el que debe ponerse, sin embargo, desinteresadamente al servicio de la sociedad, conocimiento de uno mismo, equilibrio y moderaci6n de pasiones e instintos y, finalmente, subordinaci6n de la tecnica y la maquina al espiritu. La salvaci6n de las masas, deja en claro el autor" no se hard sin la reforma interna del individuo. Representa este c6digo a la vez un programa de accion y una reafirmaci6n de fe en la bondad del hombre universal: No desesperar del hombre: exigirle una tension constante. No dejarse dominar por el panico: afrontar intrepidamente los riesgos de disolucion. No caer en pesimismo e inercia: porque s6lo quienes luchan y se esfuerzan son dignos de salvarse. Lo que no se ha aprendido todavia: que del coraz6n de los hombres nacen bonanzas y catastrofes... No importa que la muerte aceche en las yemas de los dedos que oprimiran los botones destructores. Aun rodeados por las tinieblas, debemos esperar que aun habri una aurora mas (p. 129). Latinoamerica y los latinoamericanos son la preocupaci6n especial del autor. Diez de Medina parece aproximarse a veces al nacionalismo continental que Toynbee previera para Sudamerica hace algunos anios. Pero para Diez de Medina no se trata de un nacionalismo .politico, sino de uno espiritual. Sostiene con orgullo que cada latinoamericano, "hijo del sentimiento y de la sorpresa", por su misma condici6n presente de vivir con cierto retraso econ6mico, aun no se ha dejado avasallar por el progreso material y guarda, por lo tanto, dentro de si, un tesoro espiritual que no exhben los pobladores de los continentes donde priman. la tec-512
doi:10.5195/reviberoamer.1970.2429 fatcat:cyvdqnw4gvazhf4thytlkqqr4q