La Escisión Total de Juan Goytisolo: Hacia un Encuentro con lo Hispanoamericano

José Miguel Oviedo
1976 Revista iberoamericana  
La Escisi6n Total de Juan Goytisolo: Hacia un Encuentro con lo Hispanoamericano Las tres 6ltimas novelas de Juan Goytisolo constituyen, mas que una trilogia, una progresi6n novelistica que leva de la indagaci6n por los origenes a su total aniquilaci6n, de la pregunta por el ser espaiol a la respuesta que lo fulmina en un acceso de ira y sarcasmo. No hay en la literatura espanola de este siglo (al menos, desde Valle-InclAn) una experiencia narrativa mas radical que esta que ha llevado a cabo
more » ... llevado a cabo Goytisolo en el lapso de diez aios. El sentido de esa progresi6n ha estado marcado por la intensidad y la amplitud cada vez mayores de la rebeli6n encarnada y desatada por el sujeto indagador, y por el descenso audaz en las aguas heladas de la abyecci6n y la transgresi6n, todo ello con la actitud a la vez austera, fanitica y gozosa de quien celebra un ritual impio. RealizAndolo, el autor ha cumplido un intimo sueflo artistico: el de asestar con sus palabras una bofetada en el rostro paralitico de Espana, cubriendolo de insultos, gestos obscenos y v6mito negro. Su acto de agresi6n es tan salvaje que su violencia recae finalmente sobre l61 y lo mancha: el que niega es tambidn un espafiol, un maldito que maldice a los suyos-porque son como 6l. DE SEiRAS DE IDENTIDAD A JUAN SIN TIERRA Este ardiente proceso comenz6, como todos saben, con Seflas de identidad (1966), novela que le permiti6 su verdadero reencuentro consigo mismo: comparadas con esa, todas las novelas anteriores de Goytisolo-la primera, Juegos de manos, data de 1954-son meros borradores, palidas aproximaciones "realistas" a la honda revelaci6n que lo esperaba. Es significativo tambien que esa revelaci6n haya estado acompafnada de una notoria ruptura de las andaduras (y los andadores) del "realismo social" a los que Goytisolo habia estado tan ligado y que tanto contagi6 los hAbitos de la narrativa hispanica de los 50 y comienzos de los 60. Ese realismo constituia un m6dulo seductor (por lo que representaba como vehiculo de expresi6n y conocimiento de una realidad que habia estado literariamente asfixiada), pero tambien peligroso por la forma can6nica como trat6 de imponerse en la peninsula: aparte de que condujo a la monotonia y aun a la inanidad, se
doi:10.5195/reviberoamer.1976.3102 fatcat:aef2uh2tsbdzplobxg53defgxu