Héroes y escuelas. La educación en la Sierra Norte de Oaxaca (1927-1972)

Alejandro Arturo Jiménez Martínez
1969 Perfiles Educativos  
La idea de nación y el nacionalismo son temas que durante mucho tiempo se dieron por definidas y eran incuestionables. En este sentido, la escuela ha jugado un papel fundamental ya que existe en ella toda una serie de rituales y lecciones que lo propician. Desde el preescolar hasta por lo menos la secundaria, aprendemos (a través del libro de texto y los rituales de inicio de semana) que somos mexicanos y que no hay mejor país que el nuestro, por lo que tenemos que defenderlo y trabajar para
more » ... y trabajar para lograr su progreso, independientemente de que haya mexicanos ricos o pobres (el nacionalismo no distingue clases sociales) o que vivamos en Sonora o Yucatán. Esto no es privativo de los mexicanos sino que el nacionalismo es algo que se da en todo el mundo y en todos los sistemas educativos se fomenta. Sólo algunas visiones socialistas han tratado de matizar esta cuestión a partir de la idea del internacionalismo proletario, pero en el caso, por ejemplo, de los países socialistas de la segunda mitad del siglo XX, dicho internacionalismo fue dejado de lado en aras de la defensa de la nación del proletariado (la URSS) y hasta guerras entre países socialistas se pudieron ver en Asia, lo cual dio motivo al libro clásico del nacionalismo Comunidades imaginadas de Benedict Anderson (1993). A partir de finales de los años ochenta se inició una oleada de trabajos teóricos que analizaron lo relacionado con el nacionalismo: Eric Hobsbawm (1995), Ernest Gellner (1990), Benedict Anderson y John Breuilly (1990), entre otros historiadores, sociólogos y politólogos, se han destacado por caracterizar este fenómeno mundial y en algunos casos, por aplicar sus teorías para comprender mejor ciertos casos específicos. En México, uno de los primeros textos que se nutrió de estas investigaciones fue Etnia, Estado y nación de Enrique Florescano, quien en 1997 empezó a mostrarnos de qué manera la construcción de la nación mexicana trató de acabar con las diferencias étnicas propias del territorio mexicano. En el libro que nos ocupa, Salvador Sigüenza se adscribe a esta tradición de investigadores que aplican la teoría sobre la nación y el
doi:10.22201/iisue.24486167e.2010.128.18916 fatcat:ov7rcozwqfestcuhrlj23vkzba