Componentes del latinoamericanismo en Manuel Ugarte

Isidro Sepúlveda Muñoz
1989 Espacio, Tiempo y Forma. Serie V, Historia Contemporánea  
Componentes del latinoamericanismo en Manuel Ligarte ISIDRO SEPÚLVEDA MUÑOZ Los planteamientos ideológicos sobre la división nacional del territorio americano nacen -y son ai tiempo agentes operativos-en los mismos años del proceso independentista. En ese momento existen tres concepciones de lo que el Nuevo Mundo debía llegar a ser: la idea unionista, que se podría personalizar en Bolívar (aunque no fuera su principal promulgador teórico) ^; la evolución de la política exterior de Estados
more » ... or de Estados Unidos con respecto a América, que en los años veinte llegó a su piasmación más trascendente en la doctrina Monroe y a final de siglo en la materialización oficial del panamericanismo ^; y la concepción que, en ' En la heterogénea idea unionista estaban Integrados entre otros San Martín, Castelli, IVIartínez de las Rozas, Juan Egaña, Bernardo Monteagudo, etc. Estudiando los esquemas e ideales políticos de cada uno de ellos se llega a la conclusión de que no existían dos planteamientos semejantes (desde el jacobinismo de Francisco de Miranda a los realistas Miyares y Cajigal), sin que nadie -ni el mismo Bolívar-pudiera imponer su idea. ^ La Unión Panamericana mantiene sistemáticamente que el origen del movimiento panamericanista corresponde al «libertador Simón Bolívar como primer anunciador» (v. Instituto Panamericano de Geografía e Historia: Breve reseña histórica del movimiento panamericanista. Washington 1940). Muy al contrario, en los primeros años del siglo xix, Hamilton ya declaraba la intención de formar un sistema americano autónomo, sin influencias europeas, dando por supuesto que la dirección por «derecho de situación» correspondía a Estados Unidos. En los momentos que se luchaba en las guerras de emancipación, Thomas Jefferson propuso crear un sistema americano separado de Europa, con Estados Unidos como hacedor e intermediario de las partes. En 1812, Sheiller -encargado de negocios en Nueva España-presentó un plan que dividía todo el territorio al sur de Río Grande en cinco estados, «protegidos» por Estados Unidos. A las directrices políticas, estratégicas y militares ya apuntadas, se añadió en 1820 la pretensión de Henry Clay -Presidente de la Cámara de Representantes-que llenó de contenido económico esa perseguida dirección continental: capitalizando los intercambios entre Europa y América, Estados Unidos se convertiría en el centro del mercado mundial, apoyado por una creciente flota mercante y la más poderosa armada. Todo esto antes que Monroe públicamente diera a conocer las famosas determinaciones.-v. J. B.
doi:10.5944/etfv.2.1989.2674 fatcat:rluh5pzxrbertnsb3cntqqa6ya