El aprovechamiento del agua y los suelos en un dominio semiárido: la cuenca del Barranco Blanco. Agost (Alicante)

Alfredo Morales Gil, Margarita Box Amorós
1986 Investigaciones Geograficas  
La lucha contra la sequía ha sido y es una de las constantes por conseguir la pervivencia humana en estas tierras semiáridas alicantinas. Así, desde la prehistoria, los diferentes grupos poblacionales que las ocuparon, tuvieron que idear o adoptar técnicas que permitiesen aumentar el contenido en humedad del suelo para hacerlo apto a cultivos cerealistas, hortícolas y de frutales. Al mismo tiempo, plantearon la necesidad de organizar redes de canales que permitiesen el aprovechamiento de las
more » ... chamiento de las escasas aguas que aportaban pequeños manantiales existentes en la zona con el fin de abastecer a los núcleos de población y atender las demandas de sus ganados. A lo largo de los siglos, se han venido utilizando en estas tierras diferentes técnicas para mejorar las condiciones que el medio ofrecía a las prácticas agrícolas. De un lado, con los exiguos caudales de aguas continuas, se configuraron pequeñas áreas de huerta que asemejaban auténticos oasis en medio de estos espacios sedientos. De otro lado, se procedió a realizar labores en las zonas marginales que permitieran su cultivo mediante el aterrazamiento que favorecía la retención de las aguas después de los chubascos, al tiempo que se evitaba la escorrentía con la consiguiente pérdida de suelos. En algunos sectores, se llegaron a perfeccionar dichas técnicas hidráulicas hasta el extremo de derivar de los lechos de las ramblas las aguas de avenida para beneficiar, con ello, a predios próximos a sus cauces; así, se llega a realizarlo que, normalmente, se conoce como inundación dirigida, en estas zonas del sureste peninsular, se denomina «riego de boqueras».
doi:10.14198/ingeo1986.04.09 fatcat:yaxi7eqnzzbgvcmbdp2rlq6jme