Inquisición, erotismo, pornografía y normas literarias en el siglo XVIII

Iris M. Zavala
1984 Anales de Literatura Española  
Inquisición, erotismo, pornografía y normas literarias en el siglo XVIII IRIS M. ZAVALA Universidad de Utrecht En pulcra entrada del diccionario, pornografía es «la cualidad de los escritos que excitan morbosamente la sexualidad». Según Coraminas no se registra en español hasta 1925; sus raíces son el gr. pornographus: porne, prostituta y grapho, describir. Esta escueta definición aparece en los diccionarios, conjunto léxico institucionalizado que registra el lenguaje como manifestación o forma
more » ... nifestación o forma de expresión social de los grupos en el poder. Volviendo al diccionario, clandestino se define como «hecho que se oculta a las autoridades», sea reunión, sea publicación. De un mismo tenor: encubierto, a hurtadillas, subrepticio, a escondidas, furtivamente, en la oscuridad, en la sombra; oculto, ilegal, prohibido. Estas definiciones abarcan buena parte de la literatura innovadora del setecientos. A través de estos registros de connotaciones y denotaciones, y sus derivados de «erotismo», «lascivo», «obsceno», la censura inquisitorial imponía sus normas morales y estéticas. La Iglesia y el Estado son receptores/lectores responsables del acto y circuito de comunicación; ambos son agentes privilegiados, que preci-5Q9
doi:10.14198/aleua.1983.2.25 fatcat:4lnsx7e4grhibceb2n7kvzuyra