El Patrimonio Nacional. Museos vividos

José G. Moya Valgañón
2001 Arbor: Ciencia, Pensamiento y Cultura  
15 Arbor CLXIX, 665 (Mayo 2001), 15-28 pp. El Patrimonio Nacional, según queda definido en las disposiciones vigentes (Ley 23/1982 de 16 de junio y su Reglamento aprobado por Real Decreto 4960/1987 del 18 de marzo), es un conjunto de bienes de titularidad estatal afectadas al uso y servicio del Rey y de los miembros de la Familia Real para el ejercicio de la alta representación que la Constitución y las leyes les atribuyen. Además se integran en él los derechos y cargas de Patronato sobre las
more » ... tronato sobre las Fundaciones y Reales Patronatos a que se refiere dicha Ley. La citada legislación señala, en su artículo primero, que se gestiona y administra por un Consejo de Administración el cual, según el artículo tercero, adoptará las medidas conducentes al uso de tales bienes con fines culturales, científicos y docentes, en tanto en cuanto ello sea compatible con el uso antes aludido. Es conveniente, a mi juicio, que comience mi exposición por esta especie de declaración de principios que es la definición legal del Patrimonio, porque veremos que se trata de un mundo muy distinto al que, habitualmente, están acostumbrados buena parte de los componentes del grupo humano, que se puede considerar relacionado con el ambiente de los museos y monumentos, pertenezcan al sector de los clientes o al de los profesionales. No he utilizado la expresión aclarar o dar luz porque ya, en la definición dicha, puede surgir el primer problema espinoso: ¿es Patrimonio Nacional o son bienes del Estado? La verdad es que Nación y Estado no parecen ser la misma cosa pero a la mayoría que no somos juristas ni políticos, creo que no nos merece la pena entrar en más honduras. Pero desde el punto (c) Consejo Superior de Investigaciones Científicas Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
doi:10.3989/arbor.2001.i665.872 fatcat:ca7deu2ctrehlhdbsfrnztegki