COMENTARIOS A: GONZÁLEZ-RUIBAL, A., P. ALONSO GONZÁLEZ Y F. CRIADO-BOADO 2019. EN CONTRA DEL POPULISMO REACCIONARIO: HACIA UNA NUEVA ARQUEOLOGÍA PÚBLICA

Wilhelm Londoño
2019 Chungara - Revista de Antropología Chilena  
La tesis principal de Alfredo, Pablo y Felipe, es que el 2016 marcó una inflexión en lo que respecta a la discusión general sobre patrimonio. Argumentan que en adelante, las asociaciones expertas en el tema, las más icónicas, celebraron la aparición de agendas que exhortaban a vincular a la comunidad en las preocupaciones de los expertos sobre el patrimonio. Esta preocupación, según los autores, llevó a una práctica en la cual la comunidad se definió por oficio, apelando a un mero automatismo,
more » ... mero automatismo, como un mar de buenas intenciones, donde las habilidades y competencias políticas de ciertos líderes, eran transferidas a toda la comunidad. Esta operación la denominan "populismo epistémico", siguiendo alguna expresión usada por el sociólogo caribeño Ramón Grosfoguel. Los autores arguyen que el populismo epistémico no es una buena herramienta para generar una política disciplinaria de relación con la sociedad, dado que en la actualidad las formas de colaboración e inclusión, configuran estrategias de mercantilización de la diferencia que instrumentalizan la sociedad y favorecen al mercado. De esta suerte, el panorama de la agenda arqueológica con la sociedad, según el diagnóstico, les permite comprender tres cosas del avance del populismo reaccionario (xenofobia, racismo, pauperización). La primera es que no existe ningún avance social posible desde la arqueología basada en el populismo epistémico. La segunda es que la arqueología no es una herramienta de emancipación, y más bien parece aliada al avance de formas de acumulación de riqueza y exclusión. Finalmente, que este esquema de instrumentalización que hace la arqueología pública, vuelve invisible formas divergentes de los modelos que producen y categorizan lo que puede ser patrimonio. Los autores, sin embargo, no escatiman en ofrecer opciones ante este debacle. Imaginan una arqueología que provoca al pueblo, una arqueología que conversa con los movimientos sociales, sin apegarse necesariamente a ellos (énfasis puesto por los autores), y finalmente una arqueología que se escapa de la cruzada patrimonial. Vistas las cosas de esta manera, Alfredo, Pablo y Felipe, consideran que la salida es una arqueología que no está conforme con las ecuaciones del mercado que suman conservación y difusión para multiplicar capital, y que es una suerte de herramienta para una crítica del mundo que puede ser discutida con agendas de movimientos sociales y otras colectividades. Como manifiesto, el texto es provocador. Visto con cierto detalle, el texto deja interrogantes que merecerían alguna exploración más detallada que excede el alcance de esta nota. El primer comentario que suscita, es que la evaluación de las agendas de organizaciones multilaterales en relación al patrimonio y sus formas de consumo social, es bien divergente, incluso, al interior de las mismas regiones. Sobre esto es mejor no hablar en abstracto. En el caso del Norte de Colombia, por ejemplo, a pocos kilómetros de distancia existen dos sitios arqueológicos con manejos diametralmente opuestos. En uno, por ejemplo, prepondera la visita de extranjeros con alto poder adquisitivo. En otro, la etnia kággaba ha impedido el acceso a ciertos recintos de una aldea prehispánica, configurando por primera vez en Colombia alguna forma de cesión de derechos estatales patrimoniales. La enseñanza que deja esto es que estas reflexiones no se pueden hacer en abstracto. La noción de populismo epistémico es útil para comprender la construcción de ideologías donde existen "otros" de fácil identificación ("el inmigrante", el "europeo" el "cholo", el "sudaca", etc.), pero no es una buena herramienta para hacer generalizaciones sobre procesos que involucran colectivos y arqueología. Lo que sí es posible aceptar es que en América Latina, y con certeza en Colombia, se ha venido a llamar arqueología pública a una práctica que supone que el arqueólogo baje de su * Nota de la editora: Chungara Revista de Antropología Chilena presenta los comentarios críticos realizados por ocho arqueólogos latinoamericanos al estimulante y provocativo artículo recientemente publicado en inglés "Against reactionary populism: toward a new public archaeology" en la revista Antiquity 2018, 92 (362):507-515, de los autores Alfredo González-Ruibal, Pablo Alonso González y Felipe Criado-Boado, cuya versión en español se encuentra disponible en www.chungara.cl. Los destacados arqueólogos Manuel Gándara Vázquez (México), Wilhelm Londoño (Colombia), Pedro Paulo A. Funari y Andrés Alarcón-Jiménez (Brasil), Henry Tantaleán (Perú), Alejandro Haber (Argentina), Félix Acuto (Argentina), y Dante Angelo (Chile), contribuyen sustancialmente al debate, desde sus visiones críticas de cómo el patrimonio y la arqueología pública es entendida y practicada en nuestros países latinoamericanos.
doi:10.4067/s0717-73562019005000802 fatcat:fywy7g7a2fcnra3luyljlx7zjq