Discurso pronunciado por el R. P. Fr. Francisco Briseño, de la Orden de Relijiosos Franciscanos, miembro de la Facultad de Teolojía, electo por el Supremo Gobierno, el día de su incorporación solemne 12 de mayo de 1844

Francisco Briseño
2010 Anales de la Universidad de Chile  
doi:10.5354/0365-7779.1998.3155 fatcat:el6eijxgebfqjbxcntwzxws3li