A Rafael Maya

Armando Romero Lozano
1966 Boletín Cultural y Bibliográfico  
En el Viaje del Parnaso, el maestro supremo de nuestro idioma castellano, Miguel de Cervantes, se excede en afectuosa generosidad con hombres de letras que difícilmente se recordarían sin esa mención y loa, trenzada en ágiles tercetos. Acoge así el manco sano entre los militantes del bando apolíneo, con "mano rota y largo de mercedes" a un modesto Juan de Meztanza.
doaj:b2bb4bd09dc04afe971671cba1f9370d fatcat:sfft3cmwdfafhhgk3nu57fztda