Estudios de Derecho Empresario

Preinsolvencia Vias, Judiciales Para, Su Dirección Del Foro, Dres Barreiro, Juan Carlos, Rodríguez Maseda, Secretaría, Jean Paul, Brousset, Camilo Martínez, Daniel, Martínez Vigil (+10 others)
unpublished
PLANTEAMIENTO INICIAL La preinsolvencia y sus cauces de remoción. O las situaciones de insolvencia, que encuentran o pueden encontrar solución en vías prejudiciales o parajudiciales. Pretendimos debatir sobre: (i) los acuerdos típicos y atípicos; (ii) el grado de publicidad; (iii) el quorum de aprobación de los acuerdos extrajudiciales; (iv) la suspensión de las ejecuciones; (v) los riesgos generados para el deudor y acreedores en un escenario de negociación colectiva, no judicializada; (vi) la
more » ... icializada; (vi) la intervención de los actores necesarios: la figura del mediador concursal; (vii) la intervención del juez, a través de las técnicas de homologación de los acuerdos privados. Evidentemente, esta lista de temas, teniendo en cuenta la relevancia de nuestros participantes, no fue un "numerus clausus". APORTACIONES DE LOS PARTICIPANTES EN EL FORO El primer participante fue el Dr. DON CAMILO MARTÍNEZ, que indicó que: "... fue Uruguay el pionero en el uso de esas herramientas, con la promulgación en el año 1926 de la ley 8045 que creó el Concordato Privado. Se trataba de un mecanismo muy útil, que si bien exigía un quorum de adhesión alto, durante décadas, en la práctica funcionó muy bien. Recién fue sustituido en la reforma concursal del 2008 (ley 18.387) por el Acuerdo Privado de Reorganización (APR) que asimismo recoge varias de las soluciones y requisitos del derogado Concordato Privado. No sólo se tramitaba totalmente por fuera del ámbito judicial (sólo se judicializaba si se planteaban oposiciones por parte de acreedores no adherentes) sino que obtenidas las dobles mayorías (de acreedores y de créditos adeudados) se protocolizaba notarialmente, se publicaba y se registraba, dándole efectos erga omnes, sin necesidad de ser homologado por un Tribunal. No se verificaban los créditos, y sin embargo (oh!! manes de la honradez mercantil!!) a lo largo de sus años de aplicación, fueron muy escasos los ejemplos de ""créditos inventados"". Obviamente pesaba en ese grado de corrección procedimental la pequeñez de la plaza comercial uruguaya, con el conocimiento aldeano de los operadores entre sí. En contraposición, el deudor que se embarcaba en ese tipo de concordato (desideratum de la autonomía de la voluntad) no gozaba del ""paraguas"" de la moratoria provisional, por lo que hasta que se protocolizaba el acuerdo y se publicaba estaba a merced de la buena (y escasa) voluntad de sus acreedores". Posteriormente intervino el Dr. DON DANIEL MARTÍNEZ VIGIL que disertó en clave Derecho argentino: "En primer lugar, corresponde precisar que a partir de la entrada en vigencia de la reforma, la cantidad de acuerdos preconcursales ha disminuido drásticamente. La razón es muy sencilla: la oportunidad de celebración del acuerdo ha quedado notablemente acotada por la Ley 18.387 hasta "antes de la declaración del concurso" (artículo 214); esto es, como máximo-aún
fatcat:36kiiclf2ndplfpydcykvfzhta