Acompañando a Blanca. Trastornos de la conducta alimentaria y arteterapia

Marian Alonso
2013 Arteterapia  
RESUMEN El texto expone un estudio de caso de una mujer que padece un trastorno de la conducta alimentaria. En él se comentan algunas de las sesiones más significativas del tratamiento. Palabras clave: Arteterapia, Trastornos de la conducta alimentaria, mujeres. Alonso, M. (2012). "Acompañando a Blanca. Trastornos de la conducta alimentaria y arteterapia". En Arteterapia: Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social Vol.7: páginas 79-96. Madrid. Servicio de
more » ... cio de publicaciones UCM. Referencia normalizada Sumario: Los trastornos de la conducta alimentaria (T.C.A.). La terapia feminista. Estudio de caso: Blanca. Algunas conclusiones Accompanying Blanca. Eating disorders and art therapy ABSTRACT The text presents a case study of a woman with an eating disorder. It discusses some of the most significant sessions of the treatment. LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA (T.C.A.) El trastorno de la conducta alimentaria puede definirse como la manera que la persona afectada encuentra para enfrentarse a sus sentimientos y emociones negativas, a sus deficiencias y miedos. Los trastornos de la conducta alimentaria no se manifiestan en una persona emocionalmente sana y con una vida plena. Con palabras de Rosa Calvo Sagardoy (2002) : Estos trastornos no pueden considerarse producto de la vanidad de las personas que desean utilizar tallas pequeñas, sino la expresión de dificultades emocionales intensas que han inducido a cierto número de personas a buscar en la apariencia el _____________ 1 Doctora en Bellas Artes. Arteterapeuta. Marian Alonso Acompañando a Blanca. Trastornos de la conducta alimentaria y arteterapia 80 Arteterapia: Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social Vol. 7 (2012) 79-96 mínimo de seguridad necesario para afrontar su vida. (...) Los pacientes presentan, desde luego, alteraciones del comer que repercuten de forma grave en su salud, pero su comprensión completa requiere considerarlos el resultado de problemas psicológicos y relacionales profundos insertados en una sociedad volcada en el cuerpo. Las clasificaciones psiquiátricas CIE-10 y DSM-IV incluyen dos trastornos específicos: la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa y, además, la categoría de trastorno de la conducta alimentaria no especificado, para los T.C.A. que no cumplen todos los criterios diagnósticos de T.C.A. específico. Otros trastornos con patología alimentaria son: trastorno por atracón (atracones recurrentes en los que no existe conducta compensatoria inapropiada después), ortorexia (preocupación excesiva por nutrirse con comida considerada saludable), vigorexia (preocupación excesiva por el físico y dismorfofobia), permarexia (dietante crónico/a) o fobia a la comida. La anorexia nerviosa es un trastorno del comportamiento alimentario caracterizado por una pérdida significativa de peso, debido al deseo voluntario de adelgazar. En ella se produce una distorsión de la imagen corporal, y la persona se ve obesa independientemente del peso que tenga. Para conseguir adelgazar se disminuye o evita el consumo de alimentos, se provocan vómitos, se realiza ejercicio físico excesivo, se usan laxantes, se consumen fármacos (diuréticos y/o anorexígenos). La edad de inicio del trastorno suele coincidir con el comienzo de la pubertad. En la actualidad afecta a un chico por cada diez chicas, pero la incidencia está aumentando en ambos sexos. La malnutrición produce graves alteraciones en la persona, dando lugar a todo tipo de síntomas y trastornos (entre ellos, amenorrea en mujeres y pérdida de interés y potencia sexual en hombres. Los factores que pueden influir en la aparición de la anorexia son muy numerosos, desde los genéticos, los biológicos y psicológicos hasta los socioculturales y familiares. En España se ha producido en los últimos años un aumento de los trastornos de la alimentación, que afectan en el año 2011, según Marga Serra 2 , a más de un 6% de población femenina entre 12 y 21 años. En el caso de los hombres las cifras se sitúan en torno al 0,3%. Según un análisis realizado por el Dr. David Rosen (2010), de la Agencia para la investigación y la calidad en la Atención de Salud, entre los años 1999 a 2006 aumentó un 119% el número de población infantil menor de 12 años hospitalizada a causa de los trastornos de la conducta alimentaria. Este incremento se produjo también en niños y en jóvenes de ciertas minorías (por ejemplo, jóvenes de estratos socioeconómicos bajos). Se encontró que algunas personas no presentaban todos los síntomas, lo que dificulta aún más el diagnóstico final (Cancela, 2011) . Al igual que el diagnóstico de los T.C.A. requiere un enfoque multidimensional, el tratamiento responde a los mismos criterios. A lo largo de la historia de los T.C.A. han sido varios los modelos teóricos sobre los que se han fundamentado las terapias. Los tratamientos más habituales aplicados en estos casos suelen ser los conductuales, basados en una dinámica premio-castigo como elemento de motiva-_____________ 2 Entrevistada en el artículo: "Presentada en el Congreso Motivos para dar la talla, una campaña para frenar los trastornos alimenticios en España". Europa Press. 25-05-2011. Marian Alonso Acompañando a Blanca. Trastornos de la conducta alimentaria y arteterapia Arteterapia: Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social 81 Vol. 7 (2012) 79-96 Acompañando a Blanca. Trastornos de la conducta alimentaria y arteterapia Arteterapia: Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social 95 Vol. 7 (2012) 79-96 en el que la persona puede dejarse llevar por materiales y técnicas para conectar con aquella parte de su interior que busca salida o respuestas.
doi:10.5209/rev_arte.2012.v7.40762 fatcat:fvnjmi3h3faxfht6fop6wtnpqa