El Consulado General de España en Gibraltar, una historia casi desconocida

Luis Romero Bartumeus
2019 Cuadernos de Gibraltar  
Un total de 237 años fue el tiempo que transcurrió desde que España abrió por primera vez un Consulado en Gibraltar, hasta que lo clausuró definitivamente. El Titulo Real, firmado por el Rey Felipe V, designando a Francisco García Cavallero como primer cónsul de España en Gibraltar lleva fecha de 30 de noviembre de 1716. Solamente tres años desde que se cediera formalmente Gibraltar al Reino Unido por el Tratado de Utrecht de 1713. Una copia de ese nombramiento se conserva en el Archivo General
more » ... el Archivo General de Simancas. El día que me lo eché a la cara fue uno de esos días que no olvidaré jamás. El 30 de abril de 1954 fue el último día que permaneció abierto al público el Consulado General de España en Gibraltar, cuyo titular era en aquel momento el ministro plenipotenciario de primera clase, Ángel de la Mora y Arena. El proceso de cierre del Consulado es una de esas historias diplomáticas que merecen ser contadas porque reflejan claramente un momento histórico concreto, en un contexto determinado por unas relaciones internacionales para España que muy bien puede decirse que resultaron clave para su posterior evolución. Pero no menos interesante es la historia de ese Consulado a lo largo de sus más de dos siglos de existencia, con los lógicos huecos en blanco correspondientes a las disputas bélicas y los intentos infructuosos de recuperación por las armas del peñón. Antes de que el 1º de mayo de 1954 las oficinas consulares amanecieran cerradas definitivamente, todo un proceso político, diplomático y también
doi:10.25267/cuad_gibraltar.2019.i3.1403 fatcat:akfng2a3pvdbfc5hsmz2zuj3di