Los resguardos de Santa Marta y Cartagena en la segunda mitad del siglo XVIII

María Dolores González Luna
1981 Boletín Americanista  
Universidad de Barcelona a) Caracteres generales El estudio de los resguardos en las provincias de Santa Marta y Cartagena, en la segunda mitad del XVIII, presenta muchas dificultades, debido a la escasez de las fuentes y la naturaleza de éstas.' Por una parte, no existen visitas generales a los pueblos de indios, que son las que arrojan datos concretos de población y del estado de la tierra de resguardos. Por otra parte, las fuentes más extensas se deben a litigios entre indios y vecinos por
more » ... ios y vecinos por tierras y se trata de casos concretos. En cuanto a las visitas de los Gobernadores o sus Tenientes, sólo hay Este artículo es parte de la Tesis Doctoral: La Supervivencia de los Resguardos Indígenas en las Provincias de Santa Marta y Cartagena (1750-18001, de la misma autora y que está inédita. AGI: Archivo General de Indias. Sevilla. AHNC: Archivo Histórico Nacional de Colombia. Bogotá. 1. Los Resguardos eran las tierras que se les asignaban a los pueblos de indios. Esta denominación aparece únicamente en el Nuevo Reino de Granada y puede haber derivado de las Cédulas Reales sobre el asunto en las que se señalaba que la asignación de tierras era para aresguardo y protección. del indio. La propiedad de las tierras se la reservaba la Corona y a los indios se les daba el derecho a usufructuarlas hereditariamente. De ahí las expropiaciones legales de que fueron objeto a lo largo de la Colonia. Parte de las tierras era de aprovechamiento comunal y parte era dividida entre las familias. Para mayor información ver Margarita GONZALEZ. El Resguardo en el Nuevo Reino de Granada. Universidad Nacional, Bogotá 1970. Sobre la visita de Villabona, ver M: Dolores GONZA-LEZ LUNA, características de las Gobernaciones de Santa Marta y Cartagena en relaci6n al Tema de los Resguardos Indígenas, Boletín Americranista n." 29, Barcelona 1979. noticias muy escasas de ellas, que aportan algunos datos generales. Y por último, contamos con algunos aportes de las visitas eclesiásticas. Para intentar reconstruir, en primer lugar, el panorama geográfico de los resguardos en ambas provincias, nos vamos a basar en las relaciones de pueblos recogidos de las visitas eclesiásticas y de una general llevada a cabo en todo el Nuevo Reino de Granada, alrededor del 1780. Estas relaciones de pueblos, comparándolas con las que ya tenemos del XVII, podrán permitirnos ver también qué pueblos fueron los subsistentes. Las visitas eclesiásticas, llevadas a cabo por los Obispos o Provinciales de las Órdenes, en el caso de que los pueblos fueran atendidos por clérigos reculares, nos dan datos de los pueblos existentes, y el estado en que se encontraban, debido a que la Real Audiencia, pedía a estos informes al respecto. Pero estos informes no siempre respondían a esa petición o no se conservan, por tanto, hay que insistir, una vez más en que estas fuentes son fragmentarias. También hay que puntualizar, que como siempre, contamos con más datos para la provincia de Cartagena, que para la de Santa Marta, por los incendios que ésta sufrió. Comenzando por Cartagena, en 1760, tenemos una visita del obispo, que nos ofrece la relación de 22 pueblos de indios visitados (cuadro nP 1). Si comparamos esta relación de pueblos de 1760, con las relaciones de pueblos de las visitas, de Villabona y de Vargas Campuzano, veremos cómo han desaparecido algunos, pero subsisten en su mayoría. Todos ellos tenían asignadas tierras de resguardos, que suponemos seguían conservando. La relación de pueblos, hecha por el Gobernador Pimienta, en 1776, para la erección de los nuevos corregimientos (cuadro n." 2 ) : nos confirma esta evidencia, pero teniendo en cuenta que en su relación falta el distrito de Mahates.
doaj:84dfc6f765d04a67bbefb29ad7d89f6d fatcat:lp7mshq5h5ftbpcq37c5ikfnx4