De la justicia global a la local

Paulette Dieterlen
1997 Theoría. Revista del Colegio de Filosofía  
I in duda alguna la obra que incorporó vigorosamente el tema de la justicia distributiva a la discusión filosófica fue la Teoría de la justicia de John Rawls. Autores como Nozick, Nagel, Habermas han coincidido en que actualmente es imposible hacer filosofía política o ética sin tomarla en cuenta. No es el propósito de este trabajo exponer los puntos más interesantes de la obra de Rawls, sino más bien mostrar cómo de ésta han surgido discusiones relevantes. La primera se refiere a la
more » ... ión del concepto de racionalidad que entra en juego cuando tratamos asuntos de justicia distributiva; la segunda, se vincula con ciertas discusiones teóricas, que han pasado a plantear cuestionamientos muy concretos sobre las aplicaciones de los principios y mecanismos necesarios para asignar recursos que son escasos y definidos. Así, de una obra teórica y general se han derivado problemas que, actualmente, solemos llamar, no sin ambigüedades, de "ética práctica". Para el filósofo estadounidense los individuos, dispuestos a llevar a cabo un contrato social para diseñar sus instituciones de acuerdo con una sociedad bien ordenada, hacen una elección en una situación de decisión bajo incertidumbre, a la que Rawls ha llamado "el velo de la ignorancia" y cuya aplicación garantiza la imparcialidad. Esto significa que no conocen cierta clase de consideraciones generales. Ninguno conoce su lugar en la sociedad, su posición de clase ni su status social; tampoco su suerte en la distribución de habilidades y capacidades, su inteligencia, su fuerza, ni nada parecido. Tampoco conocen su concepción del bien, las particularidades de su plan de vida racional, o aun las características especiales de su psicología como la aversión al riesgo, o su tendencia al optimismo o al pesimismo [...] No conocen su situación política o económica, o el nivel de civili-
doi:10.22201/ffyl.16656415p.1997.4.148 fatcat:ztofiiqyqzev5ky5oqrusnuvyu