La Torre del Virrey Revista de Estudios Culturales Libros 426 Libros 426 MARXISM 2012: POTENCIA INTELECTUAL Y PARTIDISMO SECTARIO

Javier Moreno, Zacarés
unpublished
Lo que en 1977 empezó como una serie de reuniones estudian-tiles en un sótano en el norte de Londres, pronto se convertiría en un evento a gran escala en pleno centro de la ciudad. Hacia 1983 el Marxism Festival empezó a coger forma, celebrándose anualmen-te en la zona universitaria de Bloomsbury y abriéndose al públi-co no-estudiantil. Sus organizadores, el Socialist Workers Party (SWP), vieron en esta semana de charlas y seminarios sobre temas políticos, teóricos y culturales una oportunidad
more » ... es una oportunidad para formar a sus militantes y ganar nuevos contactos. Desde entonces, la trayecto-ria del "festival" no ha parado de crecer, llegando a superar este verano los cinco mil asistentes. Uno de los atractivos del evento son las habituales charlas, debates y ponencias de grandes académicos de izquierdas como Da-vid Harvey, Alex Callinicos o Traiq Ali. En esta ocasión también han colaborado personajes de gran relevancia política como Tony Benn, ex-ministro y diputado laborista durante cincuenta años, o la guerrillera palestina Leila Khaled; así como activistas y testigos de la Primavera Árabe o el 15-M. Entre otros colaboradores fre-cuentes de Marxism, que no han estado presentes en esta ocasión, podría mencionarse a Terry Eagleton o Slavoj Žižek, al que según se rumorea el SWP le pidió que no volviera a asistir después de las quejas que despertaban sus habituales chistes y comentarios inapropiados. Como ya es habitual desde hace años, Marxism 2012: Ideas to Change the World se ha celebrado en el campus de la prestigiosa University College London (UCL), fundada paradójicamente por pensadores liberales como James Mill, padre de John Stuart Mill. Para colmo el patrón de la universidad es el filósofo utilitario Je-remy Bentham, cuyo cuerpo se encuentra preservado, vestido y sentado (a petición propia) en uno de los vestíbulos del edificio principal. Resulta irónico asistir a un congreso marxista y cruzarse casualmente con lo que debe ser lo equivalente a la tumba de Le-nin del liberalismo. Cabe recalcar que a pesar de la potente oferta intelectual del evento-este año se han organizado doscientas reuniones en solo cinco días-, el diario The Guardian destaca que su reciente explo-sión de éxito también se debe a la tensa atmósfera social que han generado la crisis económica y las duras protestas estudiantiles en Londres. La creciente desigualdad, el descrédito de la clase políti-ca y los frecuentes enfrentamientos entre manifestantes y policía están presentes en los miles de pósteres que recubren las paredes
fatcat:45d7ouqewrgnlp2pmhhxuqfetu