Una tragedia… ¿estábamos preparados?

Guillermo Lema Fuxman
2020 Revista Chilena de Anestesia  
C OVID-19, la palabra más mencionada hoy en el mundo, desconocida por muchos. No soy un experto en el tema. Es más, no soy experto en virología ni enfermedades infecciosas. Sin embargo, llevo 40 años realizando procedimientos clínicos, y en base a esa experiencia quisiera hacer algunos comentarios que pudiesen ser relevantes, al menos para los más jóvenes. Es la pandemia más grave del siglo. No recuerdo un episodio de esta magnitud que haya comprometido a nuestra sociedad, a la comunidad
more » ... la comunidad científica y a los trabajadores de la salud en particular. No pretendo calificar si las autoridades (de cualquier signo) lo han hecho bien o mal, si la cuarentena debió aplicarse a todos o no, o si las fronteras debieron cerrarse antes. Solo el tiempo lo dirá. ¿Estábamos preparados? Obviamente no. ¿Qué país lo estaba? Ninguno. Incluso países desarrollados, con sistemas de salud mejores que el nuestro, se vieron enfrentados a algo que nunca imaginaron. Italia, Francia, solo por mencionar algunos de los más afectados. Estados Unidos, país con muchísimos más recursos que otros, hoy solicitan más equipamiento: camas, ventiladores, lugares para contener las urgencias, etc. Más de 40.000 ventiladores fueron solicitados solo por un Estado, Nueva York. ¿La respuesta? No hay. Se usarán las fábricas de autos para producirlos, así como se usaron esas mismas automotrices para fabricar tanques en la guerra de Vietnam. Un dato más, los estados y países se pelean (al mejor postor) los ventiladores del mercado. Por último, USA ha prohibido vender ciertos productos (necesarios en esta época) a otros países. Nosotros incluidos. Horrible. La escena de cuerpos fallecidos y enterrados en una fosa común ha mostrado en su cruda realidad lo que nos puede pasar. ¿Latinoamérica?, faltan números que nos entreguen una visión más cercana a la realidad. A diferencia de USA, nosotros no podemos, no tenemos la capacidad de reconvertir nuestras fábricas en productoras de estos equipamientos. Primera conclusión. Usemos nuestros recursos de la mejor forma posible. Ahorremos. No malgastemos. No usemos equipamiento especial, solo porque disponemos de él o porque "nos gusta". Pocas cosas han demostrado cambios en morbilidad y mortalidad en anestesia. Usemos la experiencia. Prácticas asistenciales Han aparecido muchas normas para el correcto manejo de pacientes infectados y contaminados. Equipamientos especiales, precauciones varias, énfasis en aseo e higiene personal, limpieza de los insumos, etc. La pregunta que surge es ¿porque ahora? Es cierto que este virus es muy agresivo, pero muchas veces hemos recibido pacientes en pabellón con infec-1
doi:10.25237/revchilanestv49n03.03 fatcat:kh7ciyt5kfafvckgnjx55w7m3u