Roberto Juarroz: la palabra enterrada

Alfredo Saldaña Sagredo
2014 Anales de Literatura Hispanoamericana  
RESUMEN La escritura de Roberto Juarroz se sostiene sobre la simultaneidad y no sobre la alternancia, es palabra y silencio, materialización y promesa de diferentes realidades que el texto muestra u oculta entre sus líneas, sentidos satisfechos y posibilidad nunca saciada de sentido que remiten a una misma idea del texto poético como distancia jamás del todo recorrida. Y aunque esa escritura haya sido con frecuencia considerada como una poesía del pensamiento, filosófica, metafísica o cerebral,
more » ... afísica o cerebral, lo cierto es que esas etiquetas resultan finalmente demasiado rígidas y estrechas puesto que Juarroz apuesta por una poesía entendida como una "aventura a la intemperie" orientada hacia la búsqueda de los extremos que pueda alcanzar el ser humano, un lenguaje que insiste en su pretensión de explorar ese territorio, la profundidad, en donde la conciencia se disuelve, las palabras se adelgazan hasta casi desaparecer y cabe la posibilidad de no haber nada. Palabras clave: poesía contemporánea, profundidad, indecibilidad, vacío. Roberto Juarroz: the buried word ABSTRACT Roberto Juarroz's writing is based on simultaneity rather than alternation, it is word and silence, materialization and promise of different realities that the text shows or conceals between its lines, satisfied senses and possibility of meaning never satisfied, which point to a notion of the poetic text as distance never completely covered. Although this writing has often been considered a poetry of thought, a philosophical, metaphysical or cerebral poetry, ultimately these labels prove to be too rigid and narrow because Juarroz chooses a poetry understood as "open-air adventure", oriented towards the search for the extremes that the human being can reach, a language that insists on its attempt to explore this territory, the depth, where conscience dissolves, words thin until they almost disappear, and there is the possibility that there might finally be nothing. SUMARIO: 1.Sobre las conflictivas relaciones entre poesía y pensamiento. 2. La poesía como proyección de la otredad. 3. Juarroz et al. 4. En la verticalidad del abismo la nada florece. 5.Lenguaje poético y contrarrealidad. Alfredo Saldaña Sagredo Roberto Juarroz: la palabra enterrada Anales de Literatura Hispanoamericana 2014, vol. 43 299-324 300 Sobre las conflictivas relaciones entre poesía y pensamiento En el Tratado del Vacío Perfecto, de Lie Tse, puede leerse una sentencia que toma partido por la retirada, la inacción y la indiferencia y aconseja: "El mejor uso que se puede hacer de la palabra es callarse. La mejor acción es no actuar" (Lie Tse 49). A partir de esa premisa, qué nos queda sino reconocer y aceptar que la vida respira en el silencio y que en el lenguaje solo aflora su representación, apariencia y simulacro, un lenguaje que, en lugar de aportar sentidos, interviene restando potencialidades y funciona como una losa que estrangula con todo el peso de su tradición las posibilidades inéditas de la existencia. Sin embargo, en otras ocasiones las palabras se deshacen, optan por callarse y el silencio, al calor de la subversión, encuentra vías por las que poder ventilarse, no se pliega a las consignas de un sistema establecido, no acata ningún tipo de orden al manifestarse y, en su no decir, reclama por parte de quien lo escucha algún tipo de respuesta porque se presenta como un acto significativo de resistencia e insurrección. Profesor de Bibliotecología y Documentación en la Facultad de Filosofía y letras de la Universidad de Buenos Aires durante una buena parte de su vida, ensayista, traductor, crítico literario y cinematográfico e impulsor de diversos proyectos editoriales y culturales, Roberto Juarroz entendió siempre la palabra como una herramienta de generación de conflictos y de escenarios inéditos y llegó a ser ese poeta que -sin haber disfrutado nunca del favor de una recepción mayoritaria-desde muy pronto logró convocar la atención y el interés de un grupo más o menos reducido de lectores que encontró en su escritura un modelo de reflexión y compromiso permanentes con el lenguaje poético (entre ese enterado grupo de lectores incondicionales hallamos escritores como Vicente Aleixandre, Antonio Porchia, Julio Cortázar y Octavio Paz). Desde 1958, año en el que publica la Primera poesía vertical -y recordemos que ese, Poesía vertical, será el título que, acompañado del correspondiente ordinal, mantenga nuestro poeta a lo largo de toda su trayectoria hasta el décimo tercer y último volumen publicado en vida, aparecido en 1993 en edición bilingüe en Francia (en España, un año después)-, Roberto Juarroz no dejó de explorar en una poética fundada sobre un imposible, una especie de paradoja basada en la consigna: "el poema es presencia y ausencia a la vez" (Juarroz 2012: 317), una paradoja que convirtió en el centro de un pensamiento poético singular e insurgente y que funciona no tanto como un hábil juego lingüístico o un recurso retórico más sino como una puesta en cuestión de esas certezas que habitualmente nos rodean y que proporcionan aparentes dosis de seguridad (Peltzer 1996). Es un hecho que, salvo muy meritorias excepciones, poesía y pensamiento han vivido en el contexto del español dándose la espalda con recíproca correspondencia. Quienes han dedicado algún tiempo a estudiar cuestiones relacionadas con la modernidad y la posmodernidad suelen coincidir en señalar que el ámbito hispánico -a una y otra orillas del Atlántico-se presenta como un desierto en cuanto al papel desempeñado por la cultura y el pensamiento en la construcción de ambas
doi:10.5209/rev_alhi.2014.v43.47126 fatcat:pxsqqll5fjco3flzfsryyyv3ei