Mentalidades y percepciones colectivas [article]

Teófanes Egido López, Digital.CSIC, Digital.CSIC
2013
Deliberadamente evitaré entrar en el debate de la definición de mentalidad o, más exactamente, de mentalidades. Incluso dudo que se puedan definir: se trata de algo vivo, histórico, y, por lo mismo, difícilmente asible en definiciones, con su sabor a permanente escolasticismo. Por otra parte, tampoco veo claros sus contornos. Pero es una realidad profunda, explicadora de tantas cosas, y sin la cual no se podría emprender hoy día un análisis histórico que quisiera ser riguroso. Por este motivo
more » ... . Por este motivo me centro en el mundo de las percepciones, que más bien son un efecto, quizá a veces una causa, siempre una manifestación privilegiada de los universos mentales, de los horizontes a los que forzosamente se tenían que acomodar las gentes del Antiguo Régimen aunque sólo fuese por la sencilla razón de que no había más. Cuando se descubran otros, con las nuevas condiciones y exigencias, se estará en trance de transición. Eso sí, y dogmatismos aparte, no es posible hablar de cambio profundo atendiendo sólo a los relevos o revoluciones en lo económico, en lo social, en lo político, en lo cultural, si esto mismo no se produce en las mentalidades. Desde estos planteamientos, es preciso buscar claves concretas de interpretación histórica que expliquen el discurso mental con el que se corresponden los comportamientos en todas sus manifestaciones, en sus presupuestos, en las actitudes. Y, desde mi punto de vista, y por lo que a los tiempos que llamamos modernos se refiere, una clave -no única pero sí expresiva-de interpretación, así como de actitudes, se cifra en la realidad sacralizada de la sociedad. Todo el universo, no sólo el mental, está imbricado en la presencia de lo sagrado. Las percepciones, por tanto, están dominadas y condicionadas por estas presencias, por estas convivencias, por la ausencia de fronteras entre lo natural, apenas valorado, y lo sobrenatural. No hay resquicios ajenos a la acción de lo sobrenatural. Fracasadas las iniciativas del Humanismo, exacerbada su realidad en el Barroco, en España tardará en generalizarse la nueva epistemología, la autonomía de las fuerzas físicas, de las leyes científicas, y esta constante entrará en crisis con la crisis del Antiguo Régimen, es decir, con los ilustrados, empeñados en diferenciar los espacios, en la valoración de las posibilidades y fuerzas físicas y naturales, en introducir otra escala de valores: en definitiva, en desacralizar (no en
doi:10.20350/digitalcsic/11193 fatcat:2dmh2uis45eudhjd6q5w6pgeem