VIAJES ACCIDENTALES A AMERICA

P =que, Dobta, J-,-A
unpublished
El tema de los posibles contactos entre el Viejo y el Nuevo I~"iuiido ai~ieriores zí C0!61?, ~~iiiiiiúzí sieado apsioiiaiiie desde que, poco tiempo después del Descubrimiento, comenzó a circular en los ambientes marineros de Andalucía, hasta convertirse en algo aceptado como cierto entre los del oficio, la historia del piloto anónimo que por azar había llegado a las Antillas unos !Usii.os mies qüe el Ahiiraliie. Coilio es sabido, fue el c ~ ~ n i s i a Gonzalo Fernández de Oviedo (1535) el que
more » ... or primera vez, y poniéndola en duda, se hizo eco de la noticia ', si bien en otro pasaje de su Historia2 parece aceptarla, aunque no aluda con-cretamente a ella: «.. . creo que el almirante primero don Cris-tóbal Colón, no comenzó este descubrimiento a lumbre de pajas, sino :on muy encendidas e claras auctoridades e verdadera noti-cia destas Indias». Años más tarde, Francisco López de Gómara 3, vuelve a relatar el episodio de la carabela que, obligada por los vientos, arriba a una tierra desconocida y cuyo piloto, enfermo 2-m-A-A-1-m-*-t-Am -ucapuca uc l a pcuuaa riavcsia uc l c g : ~ c ~ u , "S "~0gid0 pul. el fiü-turo almirante. «Falleció el piloto ..-nos dice-y dejóle la rela-ci6n, traza y altura de las nuevas tierras, y así tuvo Cristóbal Colón noticia de las Indias». Gómara acepta el viaje como cierto. No es del caso analizar aquí, entre los viajes en que el Atlán
fatcat:w73nj5s52jf7llugwpb3asu3py