"La creacion audiovisual en la infancia". De espectadores a productores. Gabriela Augustowsky. Editorial PAIDOS. Colección Voces de la educación. (2017)

Silvia Tabakman
2017 Arteterapia  
Arteterapia. Papeles de arteterapia y educación para inclusión social ISSN-e 1988-8309 http://dx.doi.org/10.5209/ARTE.57579 RESEÑAS Arteterapia, 12, 2017: 293-315 295 La creacion audiovisual en la infancia. De espectadores a productores. Gabriela Augustowsky. Editorial PAIDOS. Colección Voces de la educación. (2017) Leo a Gabriela Augustowsky hace muchos libros. Me interesan sus ideas siempre distintas, su modo amoroso de mirar las escuelas, su erudición, su sensibilidad y su osadía. Uso sus
more » ... osadía. Uso sus libros en los encuentros de formación y capacitación docente porque apuesto al acto de volverlos disponibles y reivindico el gesto de intermediación entre la producción académica y los estudiantes y docentes. Cada vez que sus producciones se integran a un itinerario de formación, la mirada sobre la enseñanza se jerarquiza y se embellece inexorablemente. Ahora tengo en mis manos La creación audiovisual en la infancia. De espectadores a productores y es como un deja vu. ¿No me había pasado ya esto hace poco con El arte en la enseñanza, de la misma colección? Como todos los demás libros de la autora, este nuevo libro tiene como protagonistas indiscutibles a los niños y niñas, a los y las docentes y la enseñanza. Es por eso que me siento a gusto y perteneciente a una comunidad de lectores y colegas cuando lo recorro, a pesar de que la creación artística, el cine, los festivales no son mi tema de incumbencia. Desde ese lugar, quisiera señalar algunos de los aportes y puntos de debate que propone. La creación audiovisual en la infancia nos propone reconocer los antecedentes del cine y sus contextos desde una perspectiva más amplia que la que se suele leer. No habla solo de las cuestiones técnicas, aunque también adentra al lector en el laberinto de los medios, las cuestiones técnicas y la digitalidad. Desde un principio, el libro nos sirve para ir construyendo un glosario: nos da claves para identificar los pasos que se siguen para ser espectador, productor, animador. Brinda explicaciones acerca de qué es lo visible, el movimiento, la animación, el cuadro, el fotograma, el campo; a qué se refieren los términos como montaje, vanguardia, plano general o corto, diégesis o elipsis. El libro encierra una paradoja aparente: por una parte pone orden en la profusión de experiencias relativas a la creación audiovisual, pero por otro propone el caos, invita a lanzarse a la experimentación anárquica y apostar a abandonar algunos de los corsets que impone en ocasiones la escuela. El esfuerzo por poner en orden la profusión de proyectos y formas de pensar la producción y consumo de la creación audiovisual no solo organiza el análisis, sino que hace visible para el lector algunas obviedades, que deben pronunciarse o escribirse. Cuando leemos que "la actividad de mirar cine/ir al cine es una práctica compartida, un ritual cultural que implica pautas como mirar sin interrupciones, guardar silencio, hacer eso exclusivamente, sin superponer tareas u otras actividades" nos da que pensar. ¿Es esto obvio de toda obviedad? Tal vez no lo sea tanto. Detenerse frente a las condiciones que deben generarse para el hacer concreto nos permite darle
doi:10.5209/arte.57579 fatcat:wjdr6urgrrbgdngzhecavqdqnq