Antoni Tàpies (1923-2012)

Iván Ruiz
2012 Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas  
El esfuerzo al que tiende mi obra consiste en recordar al hombre lo que en realidad es, en darle un tema de meditación, en producirle un choque que le haga salir del frenesí de lo inauténtico para que se descubra a sí mismo y tenga conciencia de sus posibilidades reales. Tàpies,  El hombre de laboratorio E n una época marcada por una profunda desazón respecto al lugar de la pintura dentro de los complejos dispositivos de arte contemporáneo, la muerte de Antoni Tàpies representa, sin lugar a
more » ... dudas, una pérdida signifi cativa en el campo de las artes plásticas. Tàpies no sólo fue uno de los principales exponentes del informalismo en el escenario de las vanguardias internacionales del siglo xx; el artista catalán también escribió un conjunto notable de textos críticos sobre las funciones social y política del arte. Nada extraño para un pintor con espíritu y formación libresca  que padeció los estragos de la guerra civil, desarrollando una primera etapa de su trabajo . Tàpies rememora: "Cuando en  me diagnosticaron que tenía una lesión pulmonar y que debía ir a un sanatorio, me creí obligado a leer La montaña mágica [...] En cama tenía todo el tiempo para leer y pensar. Devoré prácticamente la novela rusa y francesa; también Unamuno, Nietzsche y Schopenhauer. Me gustaba Hamsun porque siempre he sentido una gran atracción por la naturaleza nórdica: bosques, lagos, fi ordos... Así habló Zaratustra y Los hermanos Karamazov dejaron en mí una huella profunda. Recuerdo haber llorado por Alio-DOI: http://dx.
doi:10.22201/iie.18703062e.2012.101.2435 fatcat:rpfr453n7rgkxlqckhldat7eui