Facultad de Humanidades y Artes Tesis Doctoral

Universidad Nacional De Rosario, El Concepto, Edgar Morin Cogitar Y Computar Doctoranda, María, Belén Campero, Edgardo Castro, Alberto Damiani
unpublished
Índice Introducción 6 La pregunta por el sujeto, la organización y lo viviente 7 Capítulo I: Trabajo y acción: pasos de un método 12 1.1 Edgar Morin. El camino del sujeto 13 1.2 La méthode: el pensamiento moriniano 32 Capítulo II: La subjetividad primera 41 2.1 De la escisión del sujeto y la vida 42 2.2 El método cartesiano: de la certeza al margen de la vida 45 2.3 El sujeto cartesiano y su relación con el mundo 56 2.3.1 En medio de las meditaciones 60 2.4 Verdad y realidad: la interrogación
more » ... bre sí mismo 72 Capítulo III: El sujeto y su apertura 79 3.1 Hegel, el sujeto y el principio dialéctico de identidad 80 3.2 Individuo-sujeto: el yo y la unidad compleja 89 3.2.1 El computo y la identidad subjetiva 108 3.3 Saber-se en-el mundo 117 3.4 El sistema vivo: el sujeto en el seno relacional 124 3.4.1 En el núcleo de la organización: del orden y el desorden 135 Capítulo IV: El sujeto en la vida 143 4.1 La vida (del sujeto). El conocimiento de la vida 144 4.2 En medio: del todo y la parte 151 4 4.3. El sujeto que está viviendo 156 4.4 La cosa que piensa vive: res computans 162 Capítulo V: Ser en relación 168 5.1 Uexküll y los círculos funcionales del sujeto y el mundo circundante: la melodía de lo viviente y la conformidad a plan 169 5.2 El sujeto en la estructura de la interrelación 172 5.3 La estructura de la singularidad 179 Capítulo VI: Aquí y ahora: sujeto, tiempo y experiencia 186 6.1 El tiempo de la vida: el tiempo del sujeto 187 6.2 Nuestro tiempo: estar-en-común 191 6.3 La singularidad del tiempo en común 197 Capítulo VII: El tiempo de pensar-se 199 7.1 El sujeto pensante y su madurez 200 7.1.1 El ejemplo del computo en un organismo sencillo que envejece 204 7.2 La madurez del sujeto viviente. Supervivencia y trascendencia 209 Capítulo VIII: De cómo y dónde el ser vivo es viviente 215 8.1 La subjetivación como proceso constante del estar-siendo 216 8.2 El retorno del cuerpo 222 Conclusiones 236 Consideraciones finales y perspectivas 237 5 Epílogo 251 Resumen 253 Referencias Bibliográficas 257 Agradecimientos 287 porque yo es otro. qué culpa tiene el cobre si un día se despierta convertido en corneta. para mí es algo evidente: asisto a la eclosión, a la expansión de mi propio pensamiento: lo miro, lo escucho: lanzo un golpe de arco: la sinfonía se remueve en las profundidades, o entra de un salto en escena. Carta de Arthur Rimbaud a Paul Demeny Introducción Hacia el hermoso arroyo afanosamente busco una alegre senda, hasta que a mis ojos muestra su serpentear por la salvaje ribera, el pequeño puente que airoso lo cruza y que al bello bosque asciende; donde el viento agita el puente, alzo la vista alborozado. Friedrich Hölderlin Capítulo I: Trabajo y acción: pasos de un método Edgar sonríe. El otro joven se ha traicionado un poco al añadir: -¿Cuáles fueron las razones de tu clinamen? caída al vacío, según la física de Lucrecio... Su interlocutor debió de ser estudiante de filosofía en otra vida. Le responde: -La patria, sí, sin duda. Pero siento que no puedo ya abstraerme de un combate mundial a vida o muerte. Aquel día y aquel encuentro hicieron nacer un personaje: Edgar Morin (Lemieux, 2011: 15-16). Morin -con esta identidad ya adoptada definitivamente-regresa a París en 1946, deja de lado su carrera militar y abre pasos a sus primeras obras: Allemagne notre souci y L'an zéro de l'Alemagne. En estos primeros libros, si bien todavía empapado de la experiencia de las fuerzas, en todas las acepciones del término, puede verse también, como explica Lemieux (2011), tanto su optimismo vital como así también su interés por la investigación sociológica. Empiezan a quebrarse las relaciones con el PC francés y por su postura crítica, tras más de diez años de pertenencia, será luego finalmente expulsado. Para la misma época, en 1951, ingresa como investigador al Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) -su incorporación a este consejo científico tiene lugar por pedido de Maurice Merleau-Ponty, Georges Friedmann, Vladimir Jankélévitch y Pierre Georgesy comienza a llevar adelante un proyecto de estudio sobre la realidad imaginaria en las expresiones cinematográficas (Morin, Pasquialini, 2007: 84). Al mismo tiempo que inicia estos estudios en el ámbito del cine y la sociología en el CNRS, comienza a desarrollar sus investigaciones en otros campos de las problemáticas sociales y funda algo después la revista de filosofía política Arguments, en la que participan también redactores como Roland Barthes y Kostas Axelos, entre otros. De la mano de su obra L'homme et la mort, escrita entre 1948 y 1950 y recomendada con mucho entusiasmo por Roland Barthes (Lemieux, 2011: algo ha estallado en el mundo y un pedazo de las cosas se derrumba transformándose en yo. cada objeto es descalificado en provecho de un sujeto correspondiente. La luz se hace ojo, y ya no existe como tal: ya no es otra cosa que excitación de la retina. El olor se hace nariz y el mismo mundo resulta inodoro. La música del viento en los manglares es negada: no es otra cosa que un trastorno del tímpano... El sujeto es un objeto descalificado. Gilles Deleuze Capítulo II: La subjetividad primera La miel es un fluido aminorado; tiene cierta consistencia, se deja agarrar, pero luego, solapadamente, se desliza de los dedos y vuelve a sí mismo. No sólo se deshace no bien se la moldeó sino que, invirtiendo los papeles, es ella quien se apodera de las manos de quien quería agarrarla. La mano viva, exploradora, que creía dominar el objeto, se ve atraída por él y enviscada en el ser exterior. Maurice Merleau-Ponty Capítulo VIII: De cómo y dónde el ser vivo es viviente
fatcat:cun6pnqy7bef3karj6idrjofha