Centenario de la Asamblea Forestal de Granada Cuadernos Geográficos

Araque Jiménez
2013 unpublished
Entre el 12 y 17 de mayo de 1913 se celebró en Granada la sexta Asamblea forestal, organizada por el Cuerpo de Ingenieros de montes con el objeto de dar a conocer los avances más relevantes en los trabajos que la Administración tenía encomendados a estos profesionales. Este tipo de reuniones científicas, habituales en otros países europeos donde la ciencia forestal se hallaba más adelantada, se consideraban especialmente importantes por lo que suponían de puesta en común e intercambio de datos
more » ... tercambio de datos y protocolos de actuación entre Ingenieros que llevaban a cabo experien-cias similares, pero que muy pocas veces tenían oportunidad de contrastarlas. El aislamiento físico en el que desempeñaban su labor muchos de ellos así como la enorme carga de trabajo que soportaban, apenas les permitían abandonar sus destinos para compartir con otros compañeros sus inquietudes profesionales, o para tratar de buscar soluciones a los problemas más acuciantes a los que se enfrentaban en su quehacer diario. Desde 1907, momento en que tuvo lugar la primera Asamblea en la Escuela especial de Ingenie-ros de montes de San Lorenzo del Escorial, venían sucediéndose esta clase de eventos, que antes de recalar en Granada ya habían tenido como escenario las ciudades de Murcia (1908), Valencia (1909), Madrid (1910), Zaragoza (1911) y Lérida (1912) 1. Las primeras reuniones se centraron de forma casi monográfica en la repoblación forestal, cuyo auge había sido espectacular desde los años postreros del siglo XIX, una vez que el Estado decidió afrontar el grave problema que se presentaba en las regiones de cabecera de las principales cuencas hidrográficas del país. Con el paso de los años la temática se fue diversificando y comenzaron a cobrar importancia otro tipo de cuestiones forestales de similar relevancia a la repoblación de los montes, tales como aprovecha-mientos, ordenaciones, gestión forestal, etc. Habitualmente las Asambleas constaban de dos partes bien diferenciadas. En la primera de ellas, tras la conferencia inaugural impartida por algún insigne profesional del Cuerpo de montes, o por cualquier otra personalidad de reconocido prestigio relacionada con la política forestal del momento, los participantes presentes exponían los trabajos elaborados para la ocasión, en los cuales daban cuenta exhaustiva de los métodos y técnicas que venían aplicando en sus respec-tivas demarcaciones territoriales. Acto seguido se abría un turno de intervenciones en el que cada asambleísta podía preguntar sobre los aspectos generales planteados, o bien requerir datos más precisos sobre la experiencia expuesta. En caso de que el autor no hubiera podido asistir a la Asamblea, situación harto frecuente por las dificultades para obtener licencia y ausentarse de los Distritos forestales, un compañero se encargaba de leer el trabajo redactado, pero igualmente podía entablarse un debate sobre las ideas vertidas en la comunicación expuesta. 1. Cada una de estas Asambleas dio origen a un libro en el que se recogían la totalidad o una parte de las comunicaciones aporta-das por los participantes, así como los discursos de las personalidades invitadas
fatcat:dreevionkfc47h6tmiygofj45i