La retórica en la interpretación psicoanalítica

José Domínguez Caparrós
1989 Estudios de Lingüística. Universidad de Alicante (ELUA)  
LA RETORICA EN LA INTERPRETACIÓN PSICOANALITICA JOSÉ DOMÍNGUEZ CAPARROS (Universidad Nacional de Educación a Distancia) I No resulta forzada la apreciación del parentesco entre retórica y psicoanálisis. El mismo Freud echaba mano de procedimientos muy parecidos a los de la retórica para explicar el modo de proceder del sueño en su manifestación enmascaradora del contenido que al inconsciente le interesa liberar. La retórica, por su parte, tiene una actitud frente al texto, o frente a la
more » ... , similar a la del psicoanalista, pues en la esencia de la retórica hay una creencia firme en la posibilidad de ocultar, modificar, simular o adornar la presentación de los hechos, según unas determinadas conveniencias. Freud ilustra perfectamente la semejanza de artificios, pero, antes de discutir un episodio concreto del parentesco entre retórica y psicoanálisis, quiero aducir algunas opiniones de lingüistas y teóricos de la literatura sobre este asunto. En una fecha tan temprana como la de 1956, el agudo lingüista que fue Emile Benveniste dedica un trabajo a deslindar, con la precisión y tino característicos de su proceder, la función del lenguaje en el psicoanálisis, marcando de forma irrefutable las diferencias entre el proceso del sueño y la semántica de las lenguas "primitivas"; y, si el lenguaje no es más que simbolismo, este es de carácter bien distinto del simbolismo en que se funda el psicoanálisis. No es en el plano de la lengua donde hay que buscar el término de comparación con las propiedades del "lenguaje onírico", sino en el del discurso y la manifestación de la subjetividad, en el estilo. Según Benveniste, sí que se pueden establecer analogías muy llamativas: "El inconsciente emplea una verdadera "retórica" que, como el estilo, tiene sus "figuras", y el viejo catálogo de los tropos brindaría un inventario apropiado para los dos registros de la expresión". Eufemismo, alusión, antífrasis, preterición, litotes, metáfora, metonimia, sinécdoque y elipsis, son algunas de las figuras comunes a la manifestación del sueño, por ejemplo, y a la manera en que "el inventor de un estilo conforma la materia común" y se libera de ella, pues "el inconsciente es responsable de cómo el individuo construye su persona, de lo que afirma y de lo que rechaza o desconoce" (Benveniste 1956: 86-87). Esta temprana observación de Emile Benveniste parece haber confirmado en Roland Barthes la idea de una retórica general, que establecería los modos de relaciones formales entre elementos, independientemente del apoyo material de su manifestación: "Las retóricas cambian inevitablemente por sus substancias (aquí el sonido articulado, allí la imagen, el gesto, etc.), pero no necesariamente por su forma; incluso es probable que exista una sola forma retórica, común, por ejemplo, al sueño, a la literatura y a la imagen"
doi:10.14198/elua1988-1989.5.02 fatcat:4ud7tp557bbrtnv5frgoslxula