Revista Musical Chilena/ Tribuna. El XIII Festival de Música Chilena

Fernando Carrasco
unpublished
Los Festivales de Música Chilena: algunas reflexiones Felicitamos al Departamento de Música de la Facultad de Artes por retomar la iniciativa de realizar los Festivales de Música Chilena, esta vez en la edición XIII. A través de nuestra historia había resultado propio de esta Facultad el es-fuerzo de mostrar la creación musical que se desarrollaba en su interior. Sin embargo en las últimas décadas su énfasis en materia de difusión-creemos-estuvo orientado especialmente a la música europea de
more » ... úsica europea de los siglos anteriores. Reponer este evento resultó muy estimulante y pudimos participar en él en los más diversos ámbitos. Se enviaron 84 obras de las cuales fueron interpreta-das 34, lo que muestra una gran cantidad de trabajo realizado sin estrenar, ya que una de las bases de la convocatoria al Festival era que fuesen obras inéditas. Se podía percibir a simple vista tanto la capacidad de trabajo colectivo de sus organizadores, como el entusiasmo del público, con gran presencia de estu-diantes, compositores, musicólogos e intérpretes. No nos cabe duda que hay que hacer todos los esfuerzos posibles para que puedan continuar estos Festivales con la periodicidad que se estime conveniente. Sin embargo, ocurrida ya esta exitosa jornada cabe hacer algunas reflexio-nes, sólo con el sentido de que ellas puedan servir como un aporte. Para comenzar, creemos que sería saludable que antes de realizar una nue-va convocatoria se pudiera intercambiar opiniones, entre el Departamento de Música y los diversos protagonistas del reciente Festival, dada la relevancia y magnitud de un acontecimiento como éste. Podríamos, por ejemplo, revisar si es conveniente que este Festival tenga características de competencia. No es tan claro que esto sea beneficioso para la creación. En cuanto a las obras participantes en el Festival reciente, escuchamos gran-des diferencias de oficio entre ellas. Es probable que esto se deba a la participa-ción simultánea de compositores de vasta trayectoria junto a otros que recién comienzan su camino en la creación. Para terminar, pensamos que un elemento de fondo sería estudiar las bases de la convocatoria (que para esta oportunidad fue la misma de fines de los años '60) y al evaluar lo realizado, modificarle algunos puntos que con seguridad permitirán ir elevando cada vez más el nivel de nuestros queridos Festivales de Música Chilena.
fatcat:x6oi5gthcrguphsw5qbqyg5jku