El Peso de las Cosas

Juan Lòpez
unpublished
"El modo en que la imagen amada cambia, el modo en el cual lo más rígido se une con lo más viviente, es el modelo en carne y huesos de la experiencia estética" 1 El 30 de Enero de 1933, justamente el día en que Adolfo Hitler llegó al poder, salió publicado el primer trabajo importante de Theodor W. Adorno: Kierkegaard: la construcción de lo estético. El libro, como se podrá imaginar, tuvo muy poco impacto en la agitada Alemania de la época. La filosofía de Kierkegaard, sin embargo, gozaba de un
more » ... bargo, gozaba de un creciente interés por parte de los círculos académicos. Las primeras traducciones al alemán de la obra de Kierkegaard se llevaron a cabo en la primera década del siglo XX, su influencia en la filosofía germánica comienza a manifestarse por los años veinte, precisamente en el círculo de los jóvenes estudiantes de filosofía de Weimar liderizado por Martin Heidegger. Aquello que interesó a Adorno, no fue el existencialismo religioso, exaltado por Heidegger. Pero tampoco la "corrección" de la filosofía de la identidad de Hegel, realizada por Kierkegaard. El biógrafo norteamericano de Adorno-Martin Jay-, lo explica de esta manera: Aunque Kierkegaard deseaba ansiosamente desprestigiar la teoría idealista de la identidad de Hegel, que suponía que sujetos y objetos eran una misma cosa, lo que en realidad proporcionó fue una seudo reconciliación de las contradicciones sociales reales, al dar solamente significación ontológica al sujeto espiritualizado. Así pues, esta injustificada reconciliación produjo también, a pesar suyo, una teoría de la identidad, ya que postulaba una dialéctica sin objeto de pura subjetividad. 2 Nada más distante de la dialéctica adorniana. En todo caso, no caben dudas de que la figura del filósofo danés para Adorno debió haber resultado, desde un primer momento, fascinante. Por una parte, un filósofo solitario y meditabundo, lejano de los círculos académicos, quien fue capaz de retar al filósofo más importante de su época: Wilhelm Friedrich Hegel. Un escritor que niega el método sistemático de este último y se dedica al ensayo, la forma predilecta de Adorno. Un pensador, que si bien abocado a lo religioso, reconoce la absurda distancia, milimétrica y kilométrica, que nos separa de la redención, idea tan cara a Walter Benjamin y al mismo Adorno. Sin embargo, restaba el hecho de su fracasada teoría del conocimiento, que como la hegeliana, subsume la objetividad, anulándola. A esto se suma el hecho de la inferioridad otorgada por el danés al conocimiento estético, tan apreciado por Adorno, relegándolo a un tercer puesto en importancia, respecto a las actitudes o esferas ética y religiosa. El propósito de Kierkegaard y la construcción de lo estético, será precisamente corregir los "errores" de la filosofía kierkegaardiana. Adorno, a lo largo de todo su ensayo, afirma que mucho de lo descartado por el danés, sea precisamente lo que deba ser considerado. Buen ejemplo es el decir poético: ...Si la filosofía, en cuanto pensamiento <>, se ha desprendido completamente de esa totalidad, (lo heterogéneo hegeliano) es tanto mas fácil que el nuevo fenómeno adquiera el renombre dudoso de cosa poética. Sea como fuere, lo cierto es que los conceptos dialécticos son su instrumento propio. Se diferencia
fatcat:56gxy3lsnbd2xlsd5ymmh4j3wy