Filters








1 Hit in 0.029 sec

LA PIEDRA DE LA SERPIENTE Arte y Literatura Mitos y Leyendas

Ligia Parra
unpublished
En las llanuras donde las garzas, los loros en esos morichales, donde hay veces que el calor enloquece a los hombres, con su pureza de gente noble y buena, nace de una potra lazana aquella hermosa mujer llamada Dalia, nombre de flor, parecida a su tierra con su calor desbordada en ella. Creció y se enamoró de esa flor un hombre llanero criador de ganado, de rebaños enteros, tenía un hermano ge-melo igualito que él, eran felices al prin-cipio de su matrimonio, hasta que llegó el hermano gemelo
more » ... el hermano gemelo de él, y ella con todo el fuego que envolvía el llano, lo empe-zó a quemar, hasta que su marido se dio cuenta, los vigiló y un día los encontró uno en brazos del otro, tomó un mache-te y degolló a su hermano; ella, asustada y temerosa, se escapó, caminó y cami-nó hasta llegar a la montaña, se internó en ella sin saber que tomaba el páramo como refugio, siguió caminando y el frío, el cansancio, el hambre la agotaron, se acostó cerca de un riachuelo entre unas piedras y se durmió. Un paramero llamado Pablo, que es de La Provincia, vigilaba la montaña, se acercó al riachuelo a tomar agua y para sorpresa consiguió a Dalia casi muerta, la tomó en sus brazos y la colocó en el caballo, regresó asustado y contó a su gente lo que encontró. Todos fueron a ver a Dalia, era tan hermosa como una Diosa, sus ojos verdes esmeralda como la sabana, su cabellera como cascada, su figura como la de Venus; la cuida-ron, la mimaron hasta que ella mejoró; todos la querían tener en su casa, ella no hablaba, solo miraba. Muchos dije-ron que era un Arco o Duende perdido del rumbo normal del páramo. Había un agüero llamado Arsenio y él predijo que no era bueno. Pasaron los días y todo tranquilo, todos los hombres suspira-ban por Dalia, hasta que llegó Omar, joven, hermoso y bueno, su primo Fran-cisco que era más que su hermano, los dos se enamoraron locamente de ella, hasta que un día de luna en menguan-te decidieron que Omar se casara con ella, ella peinaba su cabellera y miraba a Francisco hasta que lo envolvió en sus brazos y él enloqueció por el amor de Dalia y preparó la muerte de Omar, lo invitó a la Laguna del Joyo y le dijo que había muchas truchas y él solo no po-día pescar. Omar inocente se fue, pero el agüero lo encontró en el camino y le dijo:-No confíes en Francisco, posó sus ojos en tu flor, no vayas, habrá des-gracia como la muerte de la garza; y así fue, Francisco mató a Omar y perdió el equilibrio en la cascada, muriendo tam-bién. El agüero gritó y maldijo a Dalia, la convirtió en serpiente de piedra, la colocó en medio del camino para que todo el mundo la pisoteé y el que no lo haga, si es varón lo convertirá en conejo para que los perros lo persigan o morirá ahogado en una laguna. Por eso es que Isidro vive corriendo para no convertirse en conejo: él moría de amor por Dalia.
fatcat:vz4lfdahwvajzm2lbsmfcvxzw4